PORQUE SE RECHAZAN LOS “PREMIOS

0
136

Por Juan Antonio Valencia

La adulación es  algo normal. Vivir entre  adulación es algo cotidiano. Jonathan Swift creador de la sátira augusta,  género literario que dominó  la Inglaterra del siglo XVIII, dice que “El gusto por la adulación se debe, en la mayoría de los hombres, a la pobre opinión que tiene de sí mismos; con las mujeres ocurre todo lo contrario”.

Agustín Dousdebes, psicólogo clínico y profesor de la Pontificia Universidad Católica de la República de Ecuador, sostiene que la adulación o lisonja es una alabanza baja e interesada, hecha con estudio de lo que se cree que puede halagar al otro, con el propósito de ganarse su voluntad.

No debe confundirse la adulación con el aplauso al verdadero mérito, ni con la galantería.  A quien le gusta ser adulado, por lo general es vanidoso y soberbio, pues a este tipo de seres nunca les parecerá exagerado el halago, sino algo justo y verdaderamente acertado.

El gusto por la adulación se da generalmente en el ámbito político, pero en el universo del periodismo es también cotidiano, y soportar un golpe a la vanidad, no cualquiera lo logra…

El 7 de junio de 2013, un servidor, Juan Antonio Valencia, fue nominado por el Club de Periodistas de la ciudad de México, y por la Organización de Comunicadores de los Estados A.C. Delegación Veracruz, al “Premio Estatal de Periodismo”, mismo que fue rechazado públicamente por tratarse de un estímulo gubernamental, que tiene el propósito de alinear a los periodistas críticos.

Y porque se trata de una falacia, en donde solo son nominaciones, u ocurrencias de un grupo de personas que NO SON PERIODISTAS, pero que utilizan la ingenua figura, el poco o mucho prestigios de quienes sí lo son, para obtener financiamiento de gobiernos estatales y organizaciones,  para entregar una figuras de metal corriente llamado antimonio.

El 7 de junio de 2015 mi compañero Margarito Escudero Luis, también fue nominado como merecedor del citado “premio”, mismo que rechazó por el reciente crimen en ese momento, de nuestro compañero, Gregorio Jiménez de la Cruz. Y públicamente así, lo explico.

NOS ESTAN MATANDO

Este mes de junio del presente año, el fotoperiodista, Ángel Hernández Domínguez, rechazó la nominación que le hicieron llegar, en donde se le había designado como “premio estatal de periodismo”

Se presume que la lista de reporteros que tiene la “organización” que entrega los “premios”  ya había dado más de cinco “vueltas”  es decir ya estaba muy repetido y Ángel no había sido “descubierto”.

Ángel Hernández Domínguez, rechazó públicamente el dichoso “premio” y explico su posición:

“Perdón si llego a ofender a alguien con mi comentario, mis compañeros y amigos saben que respeto su trabajo, pero creo que no hay nada que presumir o celebrar de un “premio estatal” cuando se realiza a través de una elección de alguien quien está detrás de un escritorio y no sale a reportear, cuando en estos momentos #nosestanmatando, cuando duele ejercer el oficio con libertad, no hay nada que presumir cuando vas y lo exiges como si solo trabajarás por recibir “premios”, en este oficio uno trabaja por amor a lo que hace y no por andar presumiendo de algo que hasta quizás no lo mereces. Nuevamente disculpas si alguien se ofende, pero creo que es momento exacto de respetar al periodismo, de respetar el oficio que tanto nos da, de no caer en el egocentrismo y hacer valer el derecho de libertad de expresión sin ninguna opresión o temor a que el día de mañana no regresemos a nuestras casas. Exijamos respeto, respetemos la profesión. No hay nada que presumir, no hay nada que celebrar”.

Poco a poco, algunos integrantes del gremio se están percatando, que un grupo de vivales, los están utilizando. Y efectivamente quienes “designan los premios” lo hacen detrás de un escritorio.

Pero lo más grave es que no son periodistas, unos tienen carrera trunca de derecho, una de ellas fue bailarina exótica, nada que ver con el periodismo, y los que más, algunos empíricos, con solo secundaria como último grado.

No puedo concebir que un grupo de empíricos y ajenos al periodismo, puedan premiar a “brillantes universitarios y académicos”.

Luz María Rivera, periodista e identificada como oficialista y duartista, dijo recientemente en Veracruz, durante una reunión de periodistas con organismos internacionales, que todos los periodistas que no tienen título, “no son periodistas”.

¿Entonces qué es lo que se está practicando, en el estado de Veracruz, con la candidez o complicidad de universitarios y académicos, algunos con maestrías y doctorados?…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here