Advierten un año peligroso en materia de incendios forestales en Tamaulipas

0
572

La falta de precipitaciones combinada con temperaturas promedio superiores a los 40 grados, sumado a descuidos humanos que pueden provocar incendios en zonas inaccesibles

Héctor González Antonio/Corresponsal

25/02/2013 15:27

CIUDAD VICTORIA, Tamps. 24 de febrero.- Silvicultores de Tamaulipas advierten un año peligroso en materia de incendios forestales, consecuencia de la falta de lluvias; recomiendan innovar con tecnología, bombardeando nubes y provocando precipitaciones.

El presidente de la Unión de Silvicultores y Empresarios Forestales en la entidad señaló que prácticamente los dos años de prolongada sequía que se han sufrido, amenazan con detonar una importante cantidad de incendios sobre todo en partes altas de la sierra, lo que podría afectar las reservas forestales.

Carlos Diez Gutiérrez Coleman, afirmó, que la falta de precipitaciones afecta de forma generalizada el estado, sin embargo, en lo que  su sector compete, se advierten riesgos en los macizos de la Sierra Madre Oriental.

El principal temor de este sector, es que la falta de precipitaciones combinada con temperaturas promedio superiores a los 40 grados, sumado a descuidos humanos que pueden provocar incendios en zonas inaccesibles.

“Tenemos una fuerte sequía; en 50 años no se había visto pinos secos por la sequía y ahora los tenemos y cuando están débiles los árboles, se suman riesgos como la llegada de plaga como la descortezadora”, dijo.

El empresario llamó a las autoridades a no temer en la innovación e implementación de estrategias tecnológicas avanzadas y que ya se desarrollan en muchos países del mundo.

“Estamos tocando puertas porque se intenten acciones para paliar la sequía y una de ellas es el bombardeo de nubes, el estimular las lluvias a base de yoduro de plata, en Israel tienen 50 años haciéndolo, en China las bombardean”, comentó.

La idea propuesta por los silvicultores tamaulipecos es utilizar generadores terrestres, ya que por medio de aviones resulta muy riesgoso aunque más efectivo.

“Pero además urge plantar mucho mas árboles para intentar paliar el cambio climático”, comentó.

El temor de los especialistas es que si no se hace algo para retirar la maleza muerta y se derriban árboles secos, los incendios pueden ser de dimensiones incontrolables.

“El que no sirva por lo menos derribarlo porque si no, se hace incendio doblemente peligroso, si uno se seca y está en pie agarra las copas de los otros árboles”, señaló.

El temor de los silvicultores es que se repita el escenario del 2011, cuando fueron arrasadas en 72 incendios, casi 16 mil hectáreas. De esa cifra, un 4% fue afectación corresponde a arbolado adulto, principalmente pino y encino, lo cual calculan, se podrá recuperar aproximadamente para el año 2025.

Los municipios de Bustamante, Miquihuana, Jaumave y Gómez Farías, Llera y Ocampo fueron los más afectados en esa época

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here