Agentes de la SSP querían matar a diplomáticos de EU

0
544

La Procuraduría General de la República (PGR) informó ayer que el ataque que realizaron elementos de la Policía Federal a una camioneta diplomática en la que viajaban dos agentes de la CIA y uno de la Marina el pasado 24 de agosto en la zona de Tres Marías, Morelos, fue directo y planeado.
Además el supuesto secuestro que decían investigar los policías federales, en realidad era indagado por autoridades del fuero común, y no por ellos.
Ello a pesar de que éste fue el argumento que dieron para justificar su presencia en la zona de Morelos.
Ayer la subprocuradora de Control Regional de la PGR, Victoria Pacheco, ofreció una conferencia de prensa para explicar una serie de detalles que confirman que los agentes de la dependencia que encabeza Genaro García Luna buscaban asesinar a los funcionarios estadounidenses y al elemento de la Secretaría de Marina. (Semar).
La funcionaria explicó que a pesar de que los federales declararon que ellos respondieron a un ataque, la realidad es que no hay pruebas para demostrarlo.
Los 152 balazos que hubo sobre la carretera libre a Morelos fueron efectuados en su totalidad por los agentes de la División de Seguridad Regional, revelaron los estudios periciales.
De hecho el 40 por ciento de los tiros lo concentraron en las ventanas del piloto y del copiloto, que son las zonas más vulnerables de la camioneta blindada en la que viajaban los diplomáticos y el marino.
Asimismo refirió que el 15 por ciento de los impactos se registraron sobre los costados del vehículo, siete por ciento en la parte frontal, 19 por ciento en la tapa y la defensa de la camioneta, y el 19 por ciento restante, en el medallón de la misma.
En la presentación de la actualización sobre el caso, además de los porcentajes referidos, la funcionaria de la PGR recordó las imágenes que fueron tomadas de las cámaras de la Comisión Federal de Electricidad de la zona de Ajusco que revelan la retirada del lugar de los hechos de los vehículos particulares de los agentes de la Policía Federal.
La subprocuradora descartó que el miembro de la Marina haya disparado a los federales como éstos aseguraron. Todo el tiempo estuvo pertrechado dentro de la unidad con placas diplomáticas.
Durante las investigaciones los policías federales detenidos confesaron que al momento del ataque iban vestidos de civil y viajaban en carros que no eran patrullas.
Iban en una camioneta Voyager, en una X-Terra y en un Chevy y desde ahí atacaron a los estadounidenses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here