Arabia Saudita busca condenar a muerte a profesor por difundir presuntas noticias falsas del reino

0
167

* El profesor de Derecho, Awad Al-Qarni, está acusado de usar una cuenta de Twitter y de WhatsApp para emitir opiniones personales contra el reino.

Awad Al-Qarni, un destacado profesor a favor de hacer reformas políticas en Arabia Saudita, enfrenta la condena de muerte por presunto delitos de difundir “noticias falsas” consideradas como “hostirles” por parte del reino, de acuerdo con documentos judiciales que fueron consultados por el diario británico The Guardian.

Al-Qarni fue detenido en septiembre 2017 y es considerado un opositor al príncipe heredero, Mohammed bin Salman desde que fue nombrado ese año. Los cargos fueron difundidos a la prensa a través de su hijo Nasser, quien huyó del país y ahora radica en Reino Unido.

El profesor de Derecho una cuenta de Twitter y usar WhatsApp para compartir noticias consideradas “hostiles” para el reino y es considerado como un predicador peligroso, pero los disidentes han dicho que Al-Qarni era un intelectual importante y bien considerado con muchos seguidores en las redes sociales, incluidos 2 millones de seguidores en Twitter.

Los defensores de los derechos humanos y los disidentes sauditas que viven en el exilio han advertido que las autoridades del reino están involucradas en una nueva y severa represión contra las personas que se perciben como críticas del gobierno saudita.

Una traducción de los cargos contra Al-Qarni incluye que “admitió” usó una cuenta de redes sociales con su propio nombre y la usó “en cada oportunidad… para expresar sus opiniones”. Los documentos también afirman que participó en un chat de WhatsApp y fue acusado de participar en videos en los que elogiaba al grupo extremista Los Hermanos Musulmanes. El aparente uso de Telegram por parte de Al-Qarni y la creación de una cuenta allí también se incluyeron en las acusaciones.

El año pasado, Salma al-Shehab, estudiante de doctorado de Leeds y madre de dos hijos, recibió una sentencia de 34 años por tener una cuenta de Twitter y por seguir y retuitear a disidentes y activistas. Otra mujer, Noura al-Qahtani, fue sentenciada a 45 años de prisión por usar la misma red social.

El gobierno saudí y los inversores controlados por el estado han aumentado recientemente su participación financiera en las plataformas de redes sociales de Estados Unidos, incluidos Twitter y Facebook. Ha estado buscando proyectar una imagen internacional de inversión en tecnología, infraestructura moderna, deporte y entretenimiento.

“Pero al mismo tiempo, eso es totalmente irreconciliable con todos los casos que estamos viendo, en los que estamos hablando del fiscal público, bajo la dirección de Mohammed bin Salman , que pide que se mate a la gente por sus opiniones, por tuits, por conversaciones No son peligrosos, no están pidiendo el derrocamiento del régimen”, dijo Jeed Basyouni, jefe de defensa de Medio Oriente y África del Norte del grupo de derechos humanos Reprieve. El gobierno saudí no respondió a las solicitudes de comentarios.

EXCELSIOR

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here