Bala perdida mata a niña cuando dormía; culpan a ‘motonetos’

0
221

La noche del sábado, cuando dormían en su humilde vivienda en la comunidad de San Antonio del Monte, escuchó un grito desgarrador de su hija de tan sólo 7 años.

Además se percató de un orificio en el techo de lámina de su vivienda y al revisar la niña se dio cuenta que tenía una bala.

San Cristobal de Las Casas Chiapas

Es Diario

Un grupo de personas a bordo de motocicletas, recorrió desde la noche del sábado, hasta la madrugada del domingo, las calles de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, la principal ciudad turística de Chiapas.

La población de esta ciudad reportó que las personas armadas habitan en la zona norte de la localidad, y son conocidos como “motonetos”, quienes han incrementado su presencia en meses recientes, por ostentar armas largas, realizar disparos, y organizar fiestas y reuniones en esa parte de San Cristóbal de Las Casas.

Sin embargo, dijeron que esta es la primera vez que recorren de manera ostensible toda la ciudad y durante varias horas, disparan sus armas. Una bala perdida, dio en el rostro a una niña de 7 años llamada Marisol, quien habitaba en la colonia San Antonio del Monte.

Su madre, Andrea Hernández Hernández, explicó que la niña dormía cuando alrededor de las 23:30 horas un disparo penetró por el techo de su vivienda y le dio en el rostro a la niña. La llevó al Hospital de Las Culturas; ahí murió.

También, personal de ese hospital reportó que el grupo de “motonetos” llegó hasta las instalaciones del nosocomio y amenazó a quienes se encontraban en el lugar. El personal llamó a la policía, pero no llegaron al lugar.

Posteriormente, ya en la madrugada del domingo, los motociclistas armados recorrieron el Andador Guadalupano, la vía de turismo y hoteles más concurrida la San Cristóbal de Las Casas. También realizaron disparos.

Los recorridos duraron hasta la mañana del domingo. Algunos pobladores grabaron con sus celulares a estas personas. Otras grabaciones que registran estos hechos fueron realizadas por los mismos motociclistas, quienes los subieron a sus redes sociales.