Braskem Idesa contribuirá a la gran derrama económica nacional: Roberto Bischoff,

0
846
Roberto Bischoff

Nanchital Ver.-

Lázaro Cruz García

El presidente de Braskem Idesa, Roberto Bischoff, señaló que el mayor valor agregado de este proyecto es que “ahora se promoverá una gran derrama económica en el país” y consideró que “esa es la reforma energética que todos buscamos”.

Etileno XXI, requirió una inversión de 5,200 millones de dólares (mdd) para su construcción y suministrará productos derivados del etano, del que México importa cerca del 70% para cubrir las necesidades del país.

El proyecto, que depende del suministro de la materia prima por parte de Pemex es una de las más importantes de América Latina y que contribuirá a la columna vertebral de la economía de México.

“Etileno Siglo XXI va a reactivar la industria petroquímica nacional, y se suma a los primeros logros que trae la reforma energética” dijo el funcionario de una de las empresas petroquímicas mas importantes del mundo, en el cual tienen al menos 350 socios para vender sus productos que se ofrecen con manos mexicanas.

Bischoff enfatizó que será necesario fortalecer la estructura carretera, portuaria y de seguridad de la región para avanzar con paso firme.

“Esta zona se convertirá en un punto de referencia en el país y en América Latina”, vaticinó.

El presidente de Braskem Idesa, Roberto Bischoff, señaló que el mayor valor agregado de este proyecto es que “ahora se promoverá una gran derrama económica en el país” y consideró que “esa es la reforma energética que todos buscamos”.

La planta arrancó sus operaciones en marzo de este año y ya produce al 50% de su capacidad, porcentaje que se irá elevando en los próximos meses.

Esta obra monumental tardó casi cuatro años en edificarse, empleó en su construcción a unas 28.000 personas, requirió de 411.000 toneladas de concreto, 3.800 kilómetros de cable y una estructura de acero de 31.800 toneladas.

Recientemente, uno de los principales inversores del proyecto junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM), reconoció el modelo de desarrollo humano, las condiciones de trabajo y los lazos con la comunidad local conseguidos durante la construcción del complejo.

Además, se destinaron 100 hectáreas para salvaguardar la flora y fauna de la zona y se realizó un rescate del patrimonio arqueológico de la región en colaboración con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here