Comunicación Social en Quintana Roo, el despotismo iletrado!

0
136

Por El Bicho Politikón

Martha Silva Martínez, del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS) compareció ante los diputados de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta… no le fue nada bien.

Radio y Televisión de Quintana Roo tuvo un presupuesto de más de 124 millones en 2018 y de poco menos de 97 millones en 2017, esto según información en su portal de internet, pero según Silva Martínez, ellos manejaron más de 95 millones que se van en el pago de salarios de sus 324 empleados.

Martha Silva les dijo a los diputados que ese dinero y esas personas le son insuficientes para “cubrir el norte de la entidad”, por ello fue necesaria la contratación del equipo de Óscar Cadena para subsanar ese problema.

Los programas de “Encadénate” e “Infraganti” le cuestan a los quintanarroenses más de cuatro millones de pesos o su equivalente mensual de 348 mil pesos, cantidades que son un insulto para la población, ya que Óscar Cadena presume su amistad con Haidé Serrano, la directora de Comunicación del gobierno del estado… para los amigos sí hay presupuesto, ¡carajo!

Usted dirá, bueno, el tipo es un profesional y hace televisión de calidad… nada más alejado de la realidad, inmediatamente después de la comparecencia de Silva Martínez, el señor Cadena empezó a subir programas viejos para justificar sus honorarios. “No es una persona, no es Óscar Cadena, es toda una empresa y como nos apoya, ¿en que nos apoya?, ¿en que nos fortalece?, en el norte del estado no tenemos equipo técnico de producción, edición y cámaras”, justificó la funcionaria.

En contraparte, Silva Martínez dijo que gastó 62 mil pesos en equipo para modernización del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social… una burla.

Con estas acciones es muy comprensible que Radio y Televisión de Quintana Roo no tengan programas si el presupuesto lo ocupan en beneficio de los amigos, nada raro en el gobierno de Carlos Joaquín.

Pues eso