DESMIENTE GENDARMERÍA NACIONAL A DUARTE EN LA DETENCIÓN DE LOS CAPOS DETENIDOS

0
1299

Más temprano que tarde, la Gendarmería Nacional desmintió al Gobernador Javier Duarte de Ochoa y al boletín oficial que acreditaba a su (des) Gobierno la detención del presunto jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Tierra Blanca, Francisco Navarrete Serna, cuñado del excandidato del PRI a la alcaldía de ese municipio, Obed García –ya que la esposa de este es la señora Guadalupe Navarrete Serna-, y fue la propia dependencia Federal quien se encargó de informar en torno al caso, cuando reitera que fueron elementos de la Policía Federal (PF) quienes detuvieron en Tierra Blanca, Veracruz, a Francisco Navarrete Serna, identificado como jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en ese municipio.

Navarrete, de 54 años de edad, se encargaba de la distribución de drogas y de los secuestros para dicho cártel. Las autoridades ya investigan cualquier nexo de Navarrete Serna con la desaparición de 5 jóvenes en Tierra Blanca, ocurrida el pasado 11 de enero, o bien con otros homicidios perpetrados en ese estado. La detención, dice la dependencia Federal se perpetró la madrugada del domingo, cuando un grupo de inteligencia y operaciones especiales de la División de Gendarmería de la PF realizó recorridos de vigilancia en la Colonia Lomas de Jazmín, pues tenían conocimiento de que Navarrete Serna utilizaba ese lugar como centro de operaciones y donde planeaba sus actividades ilegales.

Al llegar al lugar, los elementos federales ubicaron 2 camionetas estacionadas, a bordo de las cuales iban 3 civiles armados. Los sospechosos intentaron huir amagando a los uniformados, pero fueron detenidos sin necesidad de efectuar un solo disparo. En el operativo, la PF además detuvo a un hijo de Navarrete Serna y a un sicario del cártel, cuyos nombres no fueron revelados.

A los presuntos malhechores se les aseguraron 3 armas, un rifle AK-47, un AR-15 y una pistola 9 milímetros, además de diversos equipos de comunicación. Como fuera –y, también lo consigna el comunicado-, las fuerzas federales asumieron la seguridad pública en Tierra Blanca, a 13 días de la referida desaparición de los 5 jóvenes por parte de elementos de la policía estatal.

Elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal, principalmente Gendarmería, arribaron a dicha demarcación desde el sábado e iniciaron de inmediato el patrullaje del municipio, y se apostaron en el cuartel de la Policía Estatal, en tanto los padres de familia de los desaparecidos mantienen su campamento dentro de la delegación de la Policía Ministerial, en espera de resultados de las investigaciones del caso.

Y uno se pregunta: ¿si las autoridades Estatales tenían conocimiento del capo regional, como asegura un boletín del Estado, porque no lo habían detenido?…

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here