“DESPIÉRTATE TÚ QUE DUERMES.”

0
72

Dr. William Soto Santiago

Efesios, capítulo 5, verso 14, donde dice:

“Por lo cual dice:

Despiértate, tú que duermes,

Y levántate de los muertos,

Y te alumbrará Cristo.

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.”

Una persona puede estar dormida físicamente o espiritualmente puede estar dormida, este despertamiento lo trae la predicación del Evangelio de Cristo para que el alma de los seres humanos despierte a la realidad, la realidad que la luz para todo ser humano a venido y vamos a verlo en San Juan, capítulo 1, donde nos dice, hablándonos de la luz para todo ser humano:

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

Este era en el principio con Dios.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.”

*Y ahora, tenemos que ver cuál es la luz. Aquí vimos que el Verbo que era con Dios y era Dios y creó todas las cosas, es la luz que alumbra a todo hombre; por lo tanto, la llegada o salida de la luz es la Venida del Verbo que era con Dios, era Dios y creó todas las cosas.

*Y ahora, el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto, la luz que alumbra a todo hombre es nada menos que el Ángel del Pacto, Cristo en Su cuerpo angelical, el mismo que libertó al pueblo hebreo de la esclavitud allá en Egipto; por eso la roca que seguía al pueblo hebreo representado en la primera roca y en la segunda roca, era Cristo; la roca que los seguía era Cristo; por eso estuvo representado Cristo en la primera roca que estaba allí en el Sinaí y que fue herida por Moisés con la vara y dio aguas para el pueblo, y luego la segunda roca allá en Cades-barnea que hirió Moisés con la vara (aunque Dios le dijo que le hablara a la roca y la roca daría agua); aquella roca también representa a Cristo, en esas dos rocas está representada la primera Venida de Cristo: la primera Venida del Mesías en la primera roca allá en el Sinaí, y la segunda roca en Cades-barnea, representa la segunda Venida del Señor. Tan sencillo como eso.

Y ahora, la Venida de la roca, la Venida del Señor, Su primera Venida y Su segunda Venida sigue siendo la luz que alumbra a todo hombre.

Y ahora, con la predicación del Evangelio de la Gracia, se da a conocer la luz que alumbra a todo hombre, que es Cristo alumbrar el alma y el Espíritu de todo ser humano, por eso el llamado es: “Despiértate tú que duermes.”

Toda persona dormida espiritualmente no puede ver a Cristo como su único y suficiente Salvador; por lo tanto, necesita despertar y despierta por medio de la gran Trompeta del Evangelio de la Gracia para recibir la luz para su alma, o sea, recibir a Cristo como Salvador y obtener Vida eterna. Dice: “El que me sigue no andará en tinieblas, más tendrá la luz de la vida, (o sea, de la Vida eterna).” Tendrá a Cristo, Cristo es el que trae la Vida eterna al alma del ser humano; por lo tanto, toda persona necesita despertar espiritualmente para recibir la luz de la Vida eterna, que es Cristo y obtener por consiguiente Vida eterna.

Puede solicitar Material Impreso o Grabado Completamente Gratis llamando A:

Cel.  921 236 8759

o acudir a nuestras Reuniones los días Viernes a las 5:00 pm y Domingos a las 9:00 am

En la Iglesia:  

*LA ESTRELLA RESPLANDECIENTE DE LA MAÑANA*

Calle: Ignacio Zaragoza # 1   Colonia: 18 de marzo

Villa Cuichapa Mol. Ver.

Cel. 923 138 5767

o acudir a nuestras Reuniones los días Viernes a las 5:00 pm y Domingos a las 9:00 am

En la Iglesia:  

*LA VOZ DEL ÁNGEL DEL PACTO*

Calle: Campeche # 505   Colonia: México

Las Choapas, Ver.

Visite: www.carpa.com