Ebrio provoca choque y derriba una barda

0
524
Así quedó el taxi número 517.
Camioneta Nissan fue responsable.
Camioneta Nissan fue responsable.
La barda derribada en su totalidad.
La barda derribada en su totalidad.
Visible el señalamiento de Alto.
Visible el señalamiento de Alto.
La menor entró en “shock”.
La menor entró en “shock”.

El responsable conducía bajo la influencia del alcohol

Felipe García Hernández

Las Choapas, Ver.

Cuantiosos daños materiales en dos vehículos y en una propiedad privada, así como una menor que entró en “shock”, fue el resultado de un encontronazo registrado ayer en la colonia Anáhuac.

Estos hechos se suscitaron ayer entre las calles Tláloc esquina con Huilcaminas, donde el conductor de una camioneta particular impactó fuertemente al taxi marcado con el número económico 517.

Todo parece indicar que el accidente derivó porque Anubi Lerma Vetana, de oficio comerciante y quien traía la camioneta Nissan de color verde y placas de circulación XW-40-587 del Estado de Veracruz, no hizo su alto total.

Es decir, circulaba sobre la calle Huilcaminas, mientras que Gabriel Alvarado Ramírez, de oficio taxista, se desplazaba sobre la calle Tláloc, pero con la preferencia vial, ya que a unos cuantos metros se podía apreciar el señalamiento de Alto.

Debido a lo aparatoso del evento, esto provocó que el lugar se llenara de curiosos debido a que una menor entró en shock pues a punto estuvo de ser arrollada, además de que la barda de una vivienda marcada con el número 115, fue derribada en su totalidad.

Fueron taxistas los que llegaron rápidamente en apoyo de su compañero, mientras que policías municipales y tránsito tomaron conocimiento de los hechos, para después resguardar los vehículos participantes en el corralón.

Cabe señalar que el responsable de acuerdo al peritaje, fue el comerciante Anubi Lerma Vetana, mismo que por el estado inconveniente en que se encontraba en todo momento aceptó pagar los daños ocasionados.

Es importante mencionar que el taxi 517, sin placas, pero con permiso para circular resultó ser propiedad de María de los Ángeles Ochoa Jiménez, funcionaria municipal y sobrina del también alcalde Marco Antonio Estrada Montiel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here