Efraín: una historia de sacrificios y tenacidad.

0
787
Las Choapas Ver.- Efraín Live Rodríguez pese a su discapasidad sobre sale en su trabajo.

Las Choapas, Ver.

Juan Manuel Jiménez García.

Cuando se quiere salir adelante en la vida no importa las situaciones y los obstáculos que se atraviesen, tal es el caso del joven Efraín Live Rodríguez, esta es su historia: Nacido hace 28 años en la localidad de Zacatlán de las Manzanas, Puebla, hijo del Sr. Delfino Live Borges y de la Sra. Carmelita Rodríguez Lozano, al momento de su nacimiento fue asistido  por una partera y en un hogar humilde pero lleno de amor.

Sus primeros 5 años trascurrió como la vida de cualquier niño de su edad, pero al cumplir los seis años sucedió el hecho que lo iba a marcar, no solo a él sino a toda su familia. Como todo infante a esa edad jugaba con sus amigos en el patio de sus casa, las risas inocentes de todos los chiquitines, estaba a punto de volverse un silencio preocupante, nadie imaginaba que jugando a saltar una barda podría ocurrir una desgracia como sucedió ese día.

Efraín de 6 años de edad subió esa barda para continuar jugando pero en un descuido resbaló y se precipitó hacia el suelo, golpeándose varias partes de cuerpo, pero hubo un golpe en especial que marcaría su vida.

Esa tarde el niño continuo divirtiéndose con sus demás compañeros, pero días más tarde empezó  a sufrir de fuertes dolores en las extremidades y en la espalda, sus padres preocupados los llevaron en primer lugar con un huesero, pero al continuar las molestias decidieron acudir con un médico, el cual les dio la fatal noticia de que el niño podía quedar sin movimiento por el resto de su vida, ante esta tragedia agotaron todos los recursos a su alcance para que al niño Efraín pudieron sanarlo, en este ir y venir de hospitales y clínicas llegaron al Instituto Nacional de Pediatría en la ciudad de México, lugar donde le practicaron la primera de muchas operaciones, para ese entonces el sistema locomotriz de Efraín ya había sufrido mucho daño.

La ciencia médica a estas alturas ya había pronosticado que no viviría mas pero la fe de sus padres permitió que este niño permaneciera con vida, diagnosticado con atrofia muscular la cual tendría que estar bajo tratamiento el resto de su vida.

Efraín volvió a casa para estar con la familia, estando convaleciendo de su operación pidió regresar a la escuela para continuar sus estudios, considerando que todavía no podía hacer algunas actividades los profesores le mandaban la tarea a su casa, en esta situación curso hasta el tercer año de primaria, para el cuarto grado empezó a acudir a la escuela acompañado de sus padres que se turnaban para poder estar con él.

Con esta tenacidad y deseos de seguir adelante terminó la primaria, al entrar a la secundaria experimentó su primera experiencia discriminatoria por parte de un maestro que no le permitía inscribirse a la secundaria , ya que alegaba que Efraín necesitaba una escuela especial por tal motivo no podría aceptarlo en esa escuela.

A pesar de la negativa de este profesor, no se dieron por vencidos y tocaron puertas para que pudiera seguir sus estudios, gracias a la ayuda de varias personas pudo estudiar su secundaria y graduarse con altas calificaciones, al llegar a este etapa pensaron muchos que hasta ahí había llegado la capacidad de este joven, sin embargo estaban equivocados porque Efraín siguió sus estudios a pesar de todas las trabas que la sociedad le ponía.

Con este ímpetu logró sus estudios de preparatoria en CBTIS 113 de esta ciudad con promedio de excelente, con el apoyo de sus padres que según palabras de Efraín, que comenta que sin la ayuda y comprensión de sus padres no habría podido llegar hasta donde hoy se encuentra, siguiendo con esas ganas de sobresalir, se inscribió a la ingeniería en sistemas computacionales en el Tecnológico de La Venta en el estado de Tabasco, lugar a donde viajaban todos los días por los 4 años que duro la carrera.

El día de la graduación fue un momento especial para toda la familia Live Rodríguez ya que culminaba un sueño de Efraín al terminar su carrera a pesar de todas las circunstancias adversas  por las que tuvo que atravesar. Mención aparte se merece su madre la Sra.  Carmelita ya que ella estuvo en todo el camino que tuvo que atravesar su hijo y hasta la fecha lo acompaña en su centro de trabajo desde que entra hasta que sale.

Actualmente Efraín trabaja en el ayuntamiento  de Las Choapas en el departamento de computación y es uno de los mejores empleados no solo de esta administración sino de la pasada.

Sin duda la historia de Efraín es una historia de amor, de esperanza y de fe y ejemplo para muchas personas que en el camino quieren rendirse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here