El precio de ser… ‘la otra’

0
2503
Tal vez te traten como princesa y te den obsequios, pero siempre vivirás a la sombra; ámate y deja esa relación.
           Cuando en matrimonio se descubre la infidelidad es difícil continuar la relación con éxito y generalmente se termina en divorcio.

De acuerdo a un estudio realizado por el psicólogo Ragnar Beer, el 28% de los hombres casados y 28% de las mujeres casadas son infieles o admiten serlo, siendo los hombres con más ingreso económico los que presentan mayor tendencia a engañar a sus parejas.
Sin embargo, según los especialistas el conflicto emocional que estas relaciones generan, suelen causar serios daños, no sólo en la salud psicológica, sino también flsica, ya que el o la amante tendrá que vivir dentro de una relación en la que no puede pedir más de lo que le ofrecen y estará sumergida en un constante ambiente de negativas, como el no poder vivir el enamoramiento como cualquier otra pareja (exhibirse públicamente).
Enamorarse es el error

Para la psicóloga Guadalupe Hernández uno de los conflictos que casi siempre enfrentarán las personas que salen con un hombre casado es la constante soledad, “para los individuos es importante sentirse acompañados en las fechas especiales, como en cumpleaños, Navidad, fines de semana, viajes… algo que pocas veces tendrá la oportunidad de realizar con una pareja comprometida.
Deben tener claro la situación en la que van a vivir,por ejemplo si la persona enferma o fallece el o la amante no podrá estar presente en esos momentos… al estar conscientes de ésto y aceptar los términos pueden ayudar a mantener una relación de este tipo”, sugirió Hernández.
No obstante la psicóloga señaló que casi siempre llega el arrepentimiento para quienes se arriesgan a ser “la otra o el otro”, “pueden llegar a sentir que no es justo que ellos siempre estén disponibles para esa persona y que sin embargo no es correspondido, en muchos de los casos se llegan a lamentar el tiempo perdido y entonces entran en un conflicto emocional que los deprime, les baja el autoestima, los estresa y que puede derivar en otras enfermedades”, finalizó.
Una decisión nada fácil

Cuando la persona decide terminar de manera definitiva con la relación no suele ser nada sencillo, en muchos casos es probable que se requiera del apoyo de un especialista para enfrentar este “duelo”.
Puedes empezar por eliminar correos, mensajes, chats, redes sociales y todo medio que sabes que puede generar alguna conexión entre ustedes. “Piensa en ti, no busques su amistad y vuélvete inmune a sus chantajes o ruegos, si hablas de él agrega a su nombre la frase y su esposa”, sugiere.
La cruda verdad:

ERES…UN SECRETO A pesar de que está completamente dispuesto a ser tu amante, tener sexo contigo y darte algunos regalos de vez en cuando, él jamás te presentaría a sus amigos o familia.
ERES SU DISTRACCIÓN Las primeras semanas están llenas de pasión, pero cuando la rutina empieza a entrar a la relación, tú te conviertes en un pendiente más.
¿ERES O TE HACES? Nunca va a dejar a su esposa. Menos del 5% de los hombres inflieles se divorcian de sus esposas para estar con sus amantes, según revelan diversos estudios.
ES UN MENTIROSO Le miente a todos, a su esposa, hijos, amigos, familia. De esto no hay duda. ¿Cómo sabes que no te miente a ti?

NUNCA SERÁS PRIORIDAD Las necesidades de su familia vendrán siempre primero, sin importar que te diga que ya lo tienen harto o que todo el tiempo preferiría estar contigo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here