EL TRABAJO SEXUAL EN CRISIS EN MEDIO DE LA PANDEMIA.

0
216

Son más de las dos de la mañana, la avenida Lázaro Cárdenas está casi desierta, un taxi avanza lentamente y se estaciona frente al motel, “Alondra” corre al encuentro, puede ser el único cliente de la noche.

En un día normal, el servicio sexual costaría 300 pesos, pero en medio de la pandemia del Covid-19, los clientes regatean, finalmente Alondra se sube al taxi, solo ganará 120 pesos, “Ni modo, algo tengo que sacar para la tortilla de mañana”, alcanza a decir antes de que el coche arranque.

Mientras, otras tres trabajadoras sexuales miran a lo lejos, tuvo suerte. El cierre de bares y cantinas, y el distanciamiento social han dejado en crisis al sexoservicio, si antes podían tener hasta cinco o seis clientes en una noche, hay veces que no tienen ni un cliente.

El trabajo se desplomo en un 90%, eso dejo a las trabajadoras en una crisis grave, tienen que pagar renta, mantener familia, a veces dicen que ni para el camión logran sacar.

Las recomendaciones de quédate en casa, la sana distancia y la protección en medio de la pandemia son apenas un discurso en este trabajo. “si no te digo que apenas y sacamos el día así que de caretas mejor ni hablamos” dijo.

Al final estarán ahí hasta las seis de la mañana, hasta que el sol empiece a salir, el tráfico se hace más fluido las primeras personas llegan a la parada de autobús. Esa es la señal para regresar a sus casas con lo poco o mucho que ganaron en la noche.