En maratónica Sesión, aprueban incremento de Impuesto a la Nómina

0
544

La aprobación de la iniciativa del gobernador Javier Duarte de Ochoa que implicó el incremento del Impuesto a la Nómina, del 2 al 3 por ciento, generó un maratón de debates en la Sala de Sesiones del Congreso de Veracruz

La aprobación de la iniciativa del gobernador Javier Duarte de Ochoa que implicó el incremento del Impuesto a la Nómina, del 2 al 3 por ciento, generó un maratón de debates en la Sala de Sesiones del Congreso de Veracruz.

Luego de más de 3 horas de intercambiar opiniones, la mayoría de diputados aprobaron el dictamen con 30 votos a favor; 14 en contra y 0 abstenciones.

Los legisladores que votaron en contra, son: Ricardo Ahued (PRI), David Velasco (PRI), Jesús Alberto Velázquez Flores (PRD), Ana María Condado Escamilla (PRD), Cuauhtémoc Pola Estrada (MC), Edgar Hugo Fernández Bernal (PAN), Carlos Fuentes (PAN), Joaquín Guzmán Avilés (PAN), Jorge Vera (PAN), Alejandro Zairick (PAN), Fidel Robles (PT), Víctor Jiménez Rodríguez (PAN) y Ana Ledezma (PAN).

Durante el posicionamiento de los grupos legislativos, y con la presencia de líderes empresariales de todas las regiones de Veracruz, los partidos Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Partido del Trabajo (PT) manifestaron su rechazo a la propuesta del Ejecutivo del Estado.

Contrario a esas fracciones legislativas, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido Nueva Alianza (Panal) y Alternativa Veracruzana (AVE), destacaron la necesidad y los beneficios de incrementar en 50 por ciento el Impuesto a la Nómina, resaltando una mejor calidad de vida para los veracruzanos.

Posteriormente, de manera particular, los legisladores hicieron uso de la Tribuna para expresar su postura personal, ronda en la cual participaron: Cuauhtémoc Pola Estrada (MC), Ana María Condado Escamilla (PRD), Ricardo Ahued Bardauil (PRI), Ana Ledezma (PAN) y Fidel Robles (PT). Todos ellos, en contra del dictamen.

Pola Estrada reclamó que el Congreso del Estado no haya aceptado escuchar al gremio empresarial, para llegar a un acuerdo en común y enriquecer la iniciativa, a pesar de que son los empresarios los principales afectados. “Por ustedes va mi voto en contra”, dijo el diputado a los empresarios presentes en la Sala de Sesiones.

“No seré partícipe de lastimar la economía de las familias”, dijo Condado Escamilla al pasar a Tribuna, al tiempo que coincidió en que el incremento de este gravamen afectará notoriamente los intereses de los veracruzanos, empresarios, transportistas, constructores, trabajadores y familias enteras de todo el Estado.

Por su parte, Ricardo Ahued se ganó los aplausos de todo el auditorio al refrendar su voto en contra y compartir la indignación y molestia del gremio empresarial. Señaló que no es justo incrementar impuestos en medio de opacidad, y no saber en qué se está utilizando el recurso.

El legislador del PRI subrayó que se debería incentivar a quienes generan empleos y no cargarles más impuestos. Además reprochó que no se ha visto obra de infraestructura en el Estado, a pesar de que el Fideicomiso del 2 por ciento de la Nómina había sido creado para eso.

En tanto, Ana Ledezma propuso una modificación al dictamen 105 del proyecto de decreto que reforma el Código número 18 Financiero para el Estado, eliminando el inciso D y E del artículo 105 del Código Financiero, para eliminar la posibilidad de que el recurso recaudado sea utilizado para pagar la deuda pública y saneamiento financiero.

La propuesta de la panista fue desechada, y por ello reprochó que todo el recurso recaudado, cerca de 2 mil 700 millones de pesos, se ocupen para el pago de deuda pública, sin determinar qué porcentaje será para ello y qué otro será para el Fideicomiso del 2 por ciento a la Nómina.

“Es injusto porque no se ve reflejado en obra pública, y de las pocas que se hagan tampoco coinciden con lo que se supone que Sefiplan tendría que darle al Fideicomiso público”, sentenció.

El diputado Fidel Robles dijo que es una “falacia” asegurar que el incremento del impuesto solamente afectará a los sectores pudientes de la sociedad, pues aseveró que perjudicará la economía de todas las familias veracruzanas.

“En este Estado, los sectores pudientes son los que se roban el erario público”, señaló. Por ello, dijo que habría que acudir a instancias federales para echar abajo la propuesta del Gobernador del Estado. Por último, se sumó a la petición de Ana Ledezma.

Quien se llevó los abucheos de la tarde, fue el diputado del PRI, Adolfo Ramírez Arana, quien pasó a tribuna para defender la iniciativa del Ejecutivo, provocando la rechifla y el abucheo de todo el empresariado. Los ánimos se elevaron cuando uno de los empresarios reprochó a Ramírez Arana, y éste se dirigió a él preguntándole su nombre, a pesar de que está prohibido.

“Pido respeto, no vengo a ganarme un voto a allá afuera. Esta subida a Tribuna me queda claro que en mis distrito habrá quien me la cuestione, allá también hay empresarios, pero yo siempre voy a subir aquí actuando con lo que creo”.

Ramírez Arana sostuvo que este impuesto logrará una recaudación de 700 millones de pesos, y además, generaría que llegaran participaciones federales por 6 mil o 7 mil millones de pesos, a la entidad. Por ello, hizo un llamado para “no quedarse con los brazos cruzados” y solamente ver cómo estos recursos llegan a otras entidades que sí pagan el 3 por ciento de Impuesto a la Nómina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here