Envía Peña Nieto iniciativa que busca impulsar el desarrollo en el sur del país

0
530
el dia de ayer presento el proyecto en chiapas para detonar el sur

Tenemos que transitar del asistencialismo al crecimiento incluyente, asegura el mandatario

 

Tapachula, Chis.

El presidente Enrique Peña Nieto presentó ayer una iniciativa de ley para impulsar el desarrollo en el sur del país, mediante la atracción de inversiones en sectores productivos y generadores de empleo.

Tenemos que transitar del asistencialismo, que ha sido insuficiente, que nos ha permitido solamente mitigar la pobreza, a lo que realmente buscamos, que es crecimiento incluyente, indicó el mandatario en un acto realizado en Tapachula.

El proyecto incluye paquetes de estímulos a la medida para cada zona, precisó.

La iniciativa para crear la ley federal de zonas económicas especiales fue enviada ayer mismo al Congreso de la Unión.

De ser aprobada la propuesta del Ejecutivo, las zonas económicas especiales se ubicarán en el puerto de Lázaro Cárdenas (que abarcaría los municipios colindantes de Michoacán y Guerrero); el corredor industrial interoceánico de Tehuantepec (Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca), y Puerto Chiapas, en esta entidad.

México, señaló, es una nación de contrastes, donde coexisten prosperidad y marginación; vanguardia por un lado y rezago por el otro, y no se puede aceptar la gran diferencia que existe entre el norte y el sur del país”, señaló.

La iniciativa fue elaborada por el gobierno federal con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la Universidad de Harvard.

El plan incluye elementos para fijar un proyecto de mediano y largo plazos que, dijo, brinde seguridad y certeza a las zonas especiales. Por ejemplo, el gobierno aplicará en esas zonas una estrategia de seguridad preventiva y operativa para el adecuado tránsito de personas y mercancías; plantea construir proyectos de comunicaciones e infraestructura energética, como el gasoducto transoceánico y el gasoducto de Salina Cruz a Puerto Chiapas, y de aquí, a Guatemala.

La norma prevé convenios de coordinación entre distintos órdenes de gobierno para fijar compromisos y obligaciones para tener un control sobre las zonas, las cuales estarán delimitadas con un programa específico o plan maestro de desarrollo.

También se contempla una ventanilla única para todos los trámites de gobierno, sujetos a una sola jurisdicción, y se le dotará de un mecanismo de transparencia y rendición de cuentas en la operación y desarrollo de las áreas.

La ley que propongo permitirá definir espacios geográficos que ofrezcan un entorno favorable para la instalación y desarrollo de empresas e industrias, a partir de incentivos, ventajas competitivas y, sobre todo, condiciones de certidumbre para los inversionistas, explicó Peña Nieto.

Por ejemplo, se tienen previstos beneficios fiscales directos, tanto a la inversión como al empleo; un régimen aduanero especial, y facilidades adicionales para el comercio exterior.

A partir de la aprobación de esta ley, se indica en las previsiones gubernamentales, se prevé la generación de 115 mil empleos directos de calidad en los próximos 10 años.

El plan también incluye la generación de obras con una inversión en infraestructura cercana a 115 mil millones de pesos, a partir de la construcción de gasoductos, vías ferrocarrileras, carreteras, aeropuertos y puertos, entre otros.

El Presidente aclaró que la creación de estas zonas no constituye unasolución mágica, sino un planteamiento serio, innovador y exigente que busca tomar en cuenta las experiencias internacionales; por tanto, algunos de sus beneficios no se verán en el corto plazo.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, dijo: vamos por la productividad en el sur de la República.

El objetivo, comentó, es ir más allá de un modelo de combate a la pobreza basado fundamentalmente en el asistencialismo, a uno que se base en el crecimiento y la productividad.

En las dos décadas recientes, señaló, se observa una separación del país desde el punto de vista económico, en el que los estados del norte mostraron un crecimiento del PIB por habitante de 47 por ciento en términos reales.

Sin embargo, cuando volteamos al sur, en esos mismos 20 años (desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte) vemos que la productividad y el crecimiento del PIB per cápita en Chiapas, Oaxaca y Guerrero prácticamente se ha mantenido sin cambios, en tanto que la productividad del norte es casi tres veces superior al promedio sureño

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here