Exigen justicia para joven de 23 años hallado sin órganos en Chiapas

0
286

Tuxtla Gutierrez, Chis.

Amigos y familiares de Lenin Eliovet Alejandro Cruz Solís, el joven de 23 años que desapareció en esta capital y posteriormente fue hallado muerto, sin órganos, participaron hoy en una protesta para exigir que se esclarezcan los hechos y se castigue a los responsables.

La víctima estudiaba radiología en una escuela privada y daba su servicio social en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en esta ciudad.

La tarde del 29 de agosto, Lenín Eliovet le dijo a su madre que saldría con dos amigos, compañeros del servicio social en el IMSS, pero nunca más volvió a su casa, localizada en el Barrio Guadalupe.

Sandra Luz Solís Aguilar inició la búsqueda de su hijo, junto con familiares, preguntando entre los amigos, en la escuela, en el IMSS y en todos los sitios que el joven frecuentaba. Nadie dio alguna pista. Luego la madre presentó una denuncia ante la Fiscalía de Desaparecidos, que emitió la ficha de búsqueda.

El cuerpo sin vida de Lenin Eliovet fue hallado el 2 de septiembre a orillas del Río Sabinal, junto a un afluente con descargas de aguas residuales, a la altura de la colonia Patria Nueva, al norte-oriente de la capital del estado.

Pero lo que más sorprendió a las autoridades y a su propia familia es que Lenin Eliovet Alejandro no tenía algunos órganos internos.

De acuerdo con la madre, para poder tener esas pruebas solicitó al Servicio Médico Forense una copia certificada de la necropsia de ley, pero nunca se la quisieron dar.

En entrevista, refiere que su hijo no tenía vicios, hacía crossfit y se divertía sanamente.

No ha sido fácil enfrentar este dolor, dice, y lo peor es que la Fiscalía General del estado pretende dar el carpetazo al asunto, pues ya no quiere seguir con las investigaciones. Por eso tuvo que salir a marchar y a exigir justicia por el crimen de su hijo.

Hasta ahora –subraya– la FGE no ha citado a declarar a nadie, o al menos a ella no le han informado nada de las investigaciones, por lo que teme que el crimen de su hijo quede en la impunidad.

Tras la marcha de este jueves, Sandra Luz fue llamada a la FGE, y asegura que hay dos sospechosos que niegan haber estado con su hijo el día de la desaparición.

Finalmente señala que Eliovet Alejandro pudo haber sido víctima de una red de traficantes de órganos, por la forma en que apareció su cuerpo.