Fantasías en pareja

0
821

Si la pareja casi nunca forma parte de las fantasías sexuales, es muy probable que la relación esté en crisis.

Fantasías en pareja
Ideas para fantasías sexuales sobran, sólo es cuestión de dejar volar tu imaginación y acudir a alguna sex shop para los accesorios.
Foto: Agencia

Si la pareja casi nunca forma parte de las fantasías sexuales es muy probable que la relación esté en crisis, advierte la sexóloga Claudia Rampazzo, terapeuta sexual por la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.

“Hay personas que sólo logran la respuesta sexual con su pareja si fantasean con otra persona”, indica.

Para Rampazzo, esto puede demostrar una relación deteriorada y desencanto o que los miembros de la pareja ya no se gustan. Asegura que incluso hay personas que se desexcitan en el momento en que su pareja aparece en sus fantasías.

“Si el estímulo de la pareja resulta ser inhibitorio, hay qué investigar por qué. Quizá se acabó la atracción o el amor o hay mucho resentimiento”.

La experta dice que éstas empiezan a manifestarse en la adolescencia, pero ocurren en varones y mujeres a lo largo de la vida. “Hay fantasías que no son fáciles de ejecutar y aunque en el mundo mental salgan de maravilla en la práctica no siempre son tan exitosas”, comenta.

Es indispensable que quienes desean llevar a cabo su fantasía sexual tengan clara esta situación.

Para Rampazzo, las fantasías eróticas también pueden ser útiles para incrementar la pasión y salir de la rutina, pero antes de llevarlas a cabo es fundamental hablar con la pareja.

La experta menciona que se requiere de la discusión y la negociación entre los miembros de la relación. Además, menciona, éstas se pueden realizar con o sin la pareja, pero es indispensable hablarlo y negociarlo.

De utilidad

Las fantasías sexuales, explica la sexóloga Claudia Rampazzo, son representaciones mentales que se producen consciente o inconscientemente y sirven para inducir, estimular e incrementar el deseo sexual, la excitación y la obtención del orgasmo.

Puntualiza que éstas no necesariamente están destinadas a ejecutarse. De hecho, la mayoría no las lleva a cabo. Rampazzo menciona que, independientemente de que las fantasías sexuales se ejecuten o no, cumplen su función, pues al menos con el hecho de sólo pensarlo ya provocan una alta excitación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here