Giovani dos Santos, el crack y promesa de México que nunca explotó

0
101

Giovani Dos Santos resaltó entre el grupo de Niños Héroes que conquistaron con la playera de la Selección Mexicana el Mundial Sub-17 en Perú 2005.

Gio era la calca del astro brasileño Ronaldinho, ya que mostraba una gran habilidad, velocidad, regate y contundencia como la que caracterizaba al inventor del Joga Bonito, con quien, además, tenía un ligero parecido físico, motivo por el cual los expertos en el balompié indicaban que sería un referente del Tricolor, el jugadorazo que llevaría al combinado azteca al tan anhelado quinto partido; sin embargo, su vida como el balón, dio muchas vueltas y el destino no estuvo a su favor, pues tras la épicas historias en las que se esculpió como todo un crack, la carrera de Giovani Dos Santos parece haber llegado a su fin a los 32 años de edad con un futuro triste, desolador, lleno de oscuridad y lejos de los contratos millonarios a los que estaba acostumbrado.

La decadencia del niño prodigio comenzó en el Galaxy, equipo que lo relegó debido a sus constantes lesiones y al bajo nivel futbolístico, y para el Apertura 2019, Giovani llegó a México como el fichaje bomba de América. En ese torneo, el hijo de la leyenda azulcrema, Zizinho, disputó 12 encuentros con la playera de las Águilas registrando dos goles y una asistencia, tomando regularidad en el equipo de Miguel Herrera e incluso, sumó minutos en final de ese certamen en la que América perdió ante Monterrey, pero en la tanda de penaltis, Gio marcó su disparo.

El Clausura 2020 fue suspendido a causa de la pandemia por Covid-19 y su rendimiento fue a la baja debido a lesiones y enfermedades, por lo que para el 2021, la directiva americanista culminó con el contrato del atacante. Durante sus dos años en Coapa, Dos Santos registró 42 partidos, cuatro goles y dos asistencias, un verdadero fracaso para los tres millones de dólares que pagaba la dirigencia.

Hoy a un año de su salida de América, Giovani se encuentra sin equipo debido a las altas expectativas salariales, las cuales hacen que ningún equipo decida apostar por él, aunque Mazatlán le realizó una propuesta para que regresara a las canchas, pero la rechazó.

El ex seleccionado mexicano se ha visto envuelto en varios escándalos extra cancha, los cuales han demostrado su indisciplina, la cual no lo dejó explotar su enorme calidad futbolística.

En el 2008, mientras vestía la playera del Tottenham, Gio fue captado a las afueras de un bar en estado inconveniente, al grado que los guardias del lugar tuvieron que subirlo a un taxi para que lo llevara a su casa.

El alcohol ha sido una constante en su vida, pues en el 2014, el ex futbolista del Barcelona fue visto alcoholizado en Acapulco y en el 2015, luego de que el Tricolor obtuviera la Copa Oro, Gio subió una fotografía donde se le observa festejando con una botella en la mano con la leyenda: “Los odiosos siempre van a odiar”.

Previo al Mundial de Rusia 2018, él y sus compañeros organizaron una fiesta en una casa de las Lomas de Chapultepec, donde hubo varias mujeres y alcohol.

Otro de los escándalos más sonados de Dos Santos se dio en el 2011, cuando se filtraron unas fotografías del futbolista totalmente desnudo, las cuales él le envió a su entonces novia, la cantante Belinda.

El ex técnico de la Selección Mexicana y de América, Miguel Herrera, dirigió a Gio en el Mundial de Brasil 2014 y en las Águilas. Tras esto, el Piojo habló de las constantes lesiones que sufrió el delantero mexicano, dando a entender que las inventaba.

“Si te acuerdas, en ese partido hubo dos momento de tiempo de refresco, decían vamos a parar en el minuto 25 de cada tiempo porque la temperatura estaba por 40 grados. Entonces cuando nosotros paramos llegan dos o tres y se empiezan a echar agua en los zapatos, en lugar de tomársela, entonces yo veo a Giovani y le digo ¿qué tienes? ‘se me están quemando los pies’, pues échate agua, síguele echando agua, me dice ‘traigo unas ampollas y no las aguanto”, y le digo ¿cuánto tiempo me vas a dar más?, me dice ‘ahorita te aviso, porque ya no aguanto’. Giovani es Giovani, a los cinco minutos me pidió su cambio.

Lo traigo al América, tiene una situación que se lesiona, su carrera es así. Dice, me duele, es me duele y de ahí no lo sacas. Él termina un partido, el kinesiólogo me dice que está para 60 minutos y al 57 empiezo a preparar su cambio, al 61 salió, así lo llevé tres partidos. El médico me dice: ‘trae una molestia’. ¿De qué? Si lo estoy manejando como tú me dices. Una semana entrena bien dos días y los demás lo hacemos trotar, recuperar. Pues le duele el pie y el muslo. Se aventó tres partidos sin jugar porque le dolía el muslo. Sí me pidió un cambio porque le quemaban los pies… si al Chícharo le hubieran quemado hasta las orejas, él hubiera jugado”, reveló el Piojo, quien posteriormente intentó retractarse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here