Inicia audiencia de Emilio Lozoya; buscará reparar el daño por caso Agronitrogenados

0
89

La comparecencia del exfuncionario de este miércoles inició con más de 40 minutos de retraso.

Tras más de 40 minutos de retraso, la tarde de este miércoles 10 de noviembre inició la audiencia del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, por el caso Agronitrogenados.

La comparecencia del exfuncionario se tenía planeada que iniciara en punto de las 13:15 horas en el Centro de Justicia Penal Federal (CJPF) en el Reclusorio Norte; sin embargo, comenzó pasadas las 14:00 horas de este día.

Cabe mencionar que fue el juez de control del CJPF quien citó a esta nueva audiencia, al considerar que la medida cautelar impuesta a Lozoya Austin la semana pasada, impacta en el cumplimiento de las condiciones en las que se llevaba su proceso.

De esta forma, los abogados del extitular de Pemex solicitarán al juzgador la extinción de la acción penal por el caso Agronitrogenados. A su vez, la defensa prepara un acuerdo reparatorio por el daño causado.

En las últimas horas se pudo conocer que para reparar el daño patrimonial causado a la empresa estatal se ofrecerán 3.4 millones de dólares, cantidad que podrá pagarse con un inmueble valuado en dicho monto, según su abogado, Miguel Ángel Ontiveros.

Mientras que por el caso Odebrecht se pretende pagar 1.6 millones de dólares y entregar diversos inmuebles.

​”Vamos a hacer una propuesta de reparación del daño, ratificando la postura que señalamos en la audiencia anterior, otorgando diversos inmuebles y no en efectivo, para cubrir un poco por encima el monto de la imputación”, detalló.

Mientras que por medio de un comunicado emitido por la defensa de Emilio Lozoya se recalcó que el exfuncionario seguirá colaborando con las autoridades mexicanas “con el objeto de evidenciar la estructura de un aparato organizado de poder que, verificado en el pasado, implementó una política de corrupción a escala nacional con impacto trasnacional”.

Recordemos que el también economista está siendo acusado de recibir un soborno de 3.5 millones de dólares a cambio de que Pemex comprara a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), localizada en Veracruz a sobreprecio.

Lo anterior ocasionó que la compañía estatal sufriera un daño por casi 8 mil millones de pesos, debido a que la planta era obsoleta, ya que tenía 14 años sin operaciones.