Joven regala paseo a su perro antes de dormirlo en Reynosa

0
245

Una triste historia enterneció las redes sociales. Se trata de un hombre en Reynosa, Tamaulipas que despidió a su perro con un último paseo antes de ponerlo a dormir para siempre, pues su fiel amigo fue diagnosticado con cáncer terminal.

Jesús Villela, el dueño del perro boxer, relató que rescató a Mace de la calle hace seis años; desde entonces se volvieron inseparables, porque a ambos les gustaba pasear y viajar, hasta que el veterinario le dio la mala noticia de que el perro padecía cáncer y se encontraba en etapa terminal.

“Como era muy buen copiloto me lo llevaba de viaje, ya nomás veía que se ponía inquieto, sabía que lo tenía que bajar, orillarme para que hiciera sus necesidades, o me lo llevaba a la playa para que corriera en la arena”, recordó Jesús.

Al saber que su amigo de cuatro patas ya no tenía esperanzas de vida, y todo lo que venía era sufrimiento para el perro, decidió llevarlo al veterinario para que le aplicaran la eutanasia y evitarle más dolor a su mascota.

Cuando llegó el día de ponerlo a dormir, Villela decidió recordar los buenos momentos llevándo a Mace a pasear en su camioneta por última vez. Las fotos de la despedida fueron compartidas por la página de Facebook “Acariciadores de perritos”, y de inmediato la historia se volvió viral rompiéndole el corazón a los internautas.

En las imágenes aparece el hombre abrazando a su perro mientras brotan lágrimas de sus ojos al saber que no volverá a verlo. En otra fotografía, aparece Mace en la parte trasera de la camioneta disfrutando de su último viaje.

En una tercera imagen, Mace ya está en la camilla de la veterinaria, a punto de recibir la eutanasia, mientras su dueño permence cerca de él en todo el proceso para demostrarle su cariño. Las fotografías fueron acompañadas con un tierno mensaje escrito por Villela.

“Con mi corazón destrozado y mi alma llena de dolor me despedí del mejor amigo canino que he tenido “EL MACE”, el macermoso, El macenamorado de su amo, mi amigo de cuatro patas en una lucha contra el cáncer y mucho sufrimiento tuve que aceptar que lo sacrificaran para que dejará de sufrir”.

Además, detalló que lo llevó a pasear en carro, como le gustaba a su amigo canino, para que tuvieran una íntima despedida y poder agradecerle por el cariño durante los seis años que estuvieron juntos.

“No sin antes darle un último paseo en carro como le gustaban y un momento sólo para nosotros dos, dándole las gracias por ser tan noble, leal y amoroso conmigo y mi familia… Se me fue el mejor perro que he tenido… ¡MI MACE! ¡MI MACERMOSO! ¡JAMÁS LO OLVIDARÉ! MI AMIGO”, concluyó.