La ‘buena vida’ de Lozoya: así reaccionó al ser cachado por Lourdes Mendoza

0
68

“Al verme, Lozoya se volteó y pidió ayuda al camarero para tratar de ocultarse”.

La periodista Lourdes Mendoza reveló cómo fue su encuentro con el exdirector de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya, en el restaurante Hunan, de Lomas de Chapultepec, luego de que este enfrenta un proceso penal por supuestos sobornos, asociación delictiva y lavado de dinero cuando era director de la paraestatal mexicana en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

En su columna titulada ‘Sobremesa’, Mendoza narró cómo uno de los comensales le dio aviso de que en dicho recinto se encontraba Lozoya Austin, quien aceptó ser testigo del Gobierno de México en las investigaciones de Odebrecht y Pemex, por lo que decidió a acudir al dichoso restaurante para comprobar si era cierto.

“No lo podía creer por dos razones: quién se atrevería ir a un restaurante cuando enfrenta un publicitado proceso penal por haber recibido, por presuntos actos de corrupción con Odebrecht, más de 10 millones de dólares en sobornos; y porque el propio Lozoya ha declarado ante el juez 52° de lo Civil en la Ciudad de México que no podía acudir a una ‘prueba confesional’ en la demanda que le he interpuesto, por daño moral, pues él alega que ‘se encuentra arraigado en su domicilio, con motivo de una orden y/o investigación’”, escribió.

Al llegar al recinto, Mendoza preguntó formalmente por ‘Lozoya’ mientras recorría la mirada por el salón principal y al no encontrarlo, decidió buscar en la terraza, al tiempo que preparaba su cámara para captar al exdirector de Pemex.

Minutos más tarde y al ingresar a la parte de la terraza, Mendoza aseguró ver a Lozoya con algunos acompañantes, como si no existiese proceso penal en su contra, al tiempo que cenaba un pekin duck, de la cocina cantonesa china.

Tras captarlo de espaldas, la periodista lo reconoció de espaldas y procedió a tomarle cuatro fotos, la cuales compartió en sus redes sociales, mientras una de sus acompañantes gritaba de desesperación.

De inmediato, Lozoya Austin volteó para ver a Mendoza, quien lo cuestionó por no traer el brazalete ni estar arraigado en prisión domiciliaria.

“Lozoya voltea, me ve y, mientras yo le digo: ‘Tienes brazalete, ¿no estás arraigado?’, él grita: ‘Camarero’ (¿habrá creído que estaba en Madrid o en Málaga?) para que lo rescatara de las imágenes de mi celular.

Tras este suceso, Mendoza compartió las fotos en sus redes sociales, las cuales le han dado la vuelta al país, ya que con varias demandas en su contra, Lozoya Austin pareciera que estuviese en libertad.