La ‘Cueva del Terror’ de San Miguel de Allende

0
1751

Hace varios años sólo una persona logró entrar y se trata de Hilario Julián Méndez.

Felipe García Hernández

Las Choapas, Ver.

Sucesos oscuros, imágenes tenebrosas y malignas, así como sonidos aterradores, es lo que guarda la famosa “Cueva del Terror” en la comunidad de San Miguel de Allende.

A dos horas de la cabecera municipal de Las Choapas, aproximadamente, se encuentra este lugar y tiene poco más de 500 habitantes.

Lo más espectacular son las bellezas naturales y la riqueza cultural con la que cuenta, incluso aún se conservan los dialectos Otomí, Náhuatl y Totonaco.

Dedicados al campo en su mayoría, los habitantes muestran la unión que existe entre ellos y con la hospitalidad que brindan te exhortan a quedarte definitivamente, conocer el lugar o bien aventurarse.

Sin embargo, San Miguel de Allende tiene un misterio y es precisamente una cueva a la que denominan del terror y a la cual todos le temen.

La cueva, de acuerdo a los habitantes con los que este medio informativo pudo dialogar, es real y se encuentra entre una montaña y muy cerca de una cascada; lo que la hace aún más interesante.

De la misma manera, y con la voz entrecortada, manifiestan que solo una persona ha podido ingresar y se trata de un abuelito de más de 90 años de nombre Hilario Julián Méndez.

Quien esto escribe pudo conocer a dicha persona, la cual narró su experiencia tras haber hallado y entrado a la cueva hace años, no obstante, al recordar se mostró inquieto y estuvo al borde del llanto.

Y es que todo lo que decía era verdaderamente espeluznante, ya que una vez dentro, su cuerpo comenzó a temblar, emanaban olores fétidos y corría un aire fuerte que, según él, era maligno.

Luego de avanzar unos metros y cuando parecía no ver nada por la longitud de la cueva, una fuerte corriente de aire se desató y entre la obscuridad finalmente percibió varios ojos grandes y al rojo vivo.

Así también, un caballo con el “demonio de jinete” y sosteniendo una “guadaña” como si se tratara del apocalipsis, además de los ruidos extraños y fuertes que provenían del interior.

Sus últimas palabras y en exclusiva con este reportero fueron (esto no es un juego) y con eso cerró la conversación retirándose al mismo tiempo.

No obstante, aun así, nos aventuramos en compañía de habitantes, del Comisariado Ejidal, así como del Subagente Municipal, también del regidor séptimo del Ayuntamiento, Mauricio Bonilla Hernández y del ingeniero Carlos Zarate Guzmán.

Por largas horas y con el afán de encontrar la famosa ‘cueva del terror’, nos aventuramos, pese a los riesgos, todo un día hasta agotar los víveres y quedar exhaustos, incluso hasta que los últimos rayos del sol desaparecieron.

Desafortunadamente y a pesar del intento, no se halló la misteriosa cueva de la que tanto se habla en la comunidad de San Miguel de Allende, hoy convertida en leyenda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here