La verdadera razón por la que la gente es zurda o diestra

0
47

La primera vez que te diste cuenta de que eras zurdo o diestro (o más bien que tu familia se percató de ello) probablemente tratabas de coger un bolígrafo, una cuchara o cualquier otro artefacto. Tu cerebro, de manera natural, simplemente se sintió más seguro agarrando con una de las dos manos el objeto, y aquí excluimos a la pequeña cantidad de personas que son verdaderamente ambidiestras.

Los humanos, generalmente, tienen una mano dominante que les favorece a la hora de realizar tareas cotidianas. Quizá eres diestro de pie y zurdo de mano, pero por lo general el dominante es un lado del cuerpo concreto. La mayoría de las personas (un 85%) son diestras, y no hay ninguna población en la Tierra donde la mayoría sea zurda, según explica ‘Live Science’. Esta división desigual ha tenido algunas desventajas históricas para los zurdos, que hasta hace un tiempo eran obligados en algunos lugares a «convertirse» a diestros porque todo lo relacionado con la izquierda se consideraba un poco diabólico.

Correcto o siniestro

Ser una minoría ha jugado, como es lógico, en su contra, y han tenido que usar durante mucho tiempo tijeras, abrelatas, cuchillos, cuadernos o coches que fueron diseñados pensando en los diestros. «Correcto» en inglés significa derecho e izquierda se remonta a la palabra latina «siniestro». Pero más allá de lo puramente anecdótico, ¿hay realmente una razón por la que cada persona nace con una predominancia por una u otra mano?

La primera vez que te diste cuenta de que eras zurdo o diestro (o más bien que tu familia se percató de ello) probablemente tratabas de coger un bolígrafo, una cuchara o cualquier otro artefacto. Tu cerebro, de manera natural, simplemente se sintió más seguro agarrando con una de las dos manos el objeto, y aquí excluimos a la pequeña cantidad de personas que son verdaderamente ambidiestras.

Los humanos, generalmente, tienen una mano dominante que les favorece a la hora de realizar tareas cotidianas. Quizá eres diestro de pie y zurdo de mano, pero por lo general el dominante es un lado del cuerpo concreto. La mayoría de las personas (un 85%) son diestras, y no hay ninguna población en la Tierra donde la mayoría sea zurda, según explica ‘Live Science’. Esta división desigual ha tenido algunas desventajas históricas para los zurdos, que hasta hace un tiempo eran obligados en algunos lugares a «convertirse» a diestros porque todo lo relacionado con la izquierda se consideraba un poco diabólico.

Si bien no hay un gen diestro o zurdo como tal, el ADN parece desempeñar un papel importante en la mano que usaremos durante toda nuestra vida. En un estudio reciente publicado en ‘Brain: A Journal of Neurology’, investigadores de la Universidad de Oxford analizaron el ADN de aproximadamente 4.000 personas en Reino Unido y descubrieron que cuatro regiones del genoma generalmente están asociadas con la parte zurda. Tres de estas cuatro partes están involucradas en el desarrollo y la estructura del cerebro. Algunos investigadores esperan que el estudio de las preferencias biológicas entre zurdos y diestros pueda arrojar luz sobre cómo el cerebro desarrolla especializaciones en sus dos hemisferios.

¿Entonces? ¿Puede responderse a la cuestión desde una perspectiva evolutiva? Según explican los científicos, también es complicado. «Lo general es examinar, por un lado, ciertos rasgos anatómicos en los esqueletos prehistóricos, como la asimetría o la densidad de los huesos del brazo», explica Natalie Uomini, científica del Instituto Max Planck para la Ciencia Humana en Alemania. «La herramienta también es fundamental, si sabes cómo se sostuvo y cómo se usó, e incluso los rasguños diagonales en los dientes fosilizados, para ver qué mano usaban las personas para arrancar la carne o las pieles de los animales», añade.