LECTURA DOMINICAL

0
133

Fabricio…

Por Juan Antonio Valencia

“No quiero ser demagógico. No quiero exagerar en mi apreciación de la novela de Del Moral por algún interés mezquino. No lo protejo ni lo elogio porque pudiera pertenecer a un círculo de amistades literarias.

No acostumbro hacerlo, y creo que tú lo sabes. (Luis Arturo) Mi interés por el libro fue espontáneo me despertó la emoción que trato de traducir en este desborde.

Del Moral ha escrito una novela de verdad, y encontrarse con una novela de verdad no es tan frecuente como suponemos. Podría tener problemas, fallas, cuestiones literarias mejorables, pero su esencia narrativa es para mi gusto ejemplar.”

(Fragmento de una carta que a manera de prólogo emitió Vicente Leñero a Luis Arturo Ramos presidente del Consejo Editorial de la Universidad Veracruzana, el 23 de enero de 1996, con motivo de la publicación del libro, “Nuestra alma melancólica en conserva” escrita por Agustín del Moral Tejeda y en donde se menciona parte de la vida del profesor de una escuela de Nanchital, Fabricio Gómez Souza, posteriormente, integrante de la guerrilla de la década de los años 70, su formación y estudios en la URSS, y su adiestramiento en Corea del norte junto con otros mexicanos)

–Tengo la impresión que usted es del CISEN. –Me dijo el profesor Fabricio Gómez Souza esa mañana que lo contacte sin conocerlo, en la escuela primaria Artículo 123 de Nanchital, Veracruz. CISEN (Centro de Investigaciones de Seguridad Nacional. Órgano gubernamental dedicado al espionaje)

Con anterioridad un servidor, había publicado un reportaje en el periódico Diario del Istmo, sobre la guerrilla urbana de la década de los años 70 y la participación del profesor Fabricio Gómez Souza, como integrante y líder del grupo Movimiento de Acción Revolucionaria. (MAR)

Su detención en Xalapa y reclusión en el Campo Militar Número Uno, la tortura a que fue sometido él y sus compañeros durante la guerra sucia implementada por el gobierno federal.

El peregrinar del grupo guerrillero para viajar al extranjero a adiestramiento militar, la negativa de Cuba, la entonces URSS, China y Vietnam, para acogerlos y formarlos. Finalmente, Corea del Norte acepto adiestrarlos, por lo que el grupo de mexicanos viajo a Corea.

A pesar de que el CISEN tenía información de que la URSS había financiado la guerrilla del MAR, durante los estudios que los mexicanos recibieron, becados por un intercambio, en la Universidad de los Pueblos, Patricio Lumumba; el profesor Fabricio, lo negó.

Me dijo que era falso que la URSS hubiera financiado con 25 mil dólares el proyecto guerrillero.

Aceptó que el gobierno de Corea del Norte aporto el equivalente a la cantidad de 125 mil pesos mexicanos para que el grupo guerrillero por separado viajara en tren a Piong Yang para recibir adiestramiento militar.

Después de publicado el reportaje, la escuela Articulo 123 lo invito a un aniversario de la escuela, por lo que se publicó que el profesor estaría en los festejos del plantel.

Cuando llegue a la escuela, ya habían reporteros del estado de Tabasco y corresponsales de medios nacionales, así como agentes del CISEN y de inteligencia militar, que no solo lo seguían a él, sino también a mí, debido a que en plana guerrilla del EZLN había contactado a integrantes presos, como el ingeniero Alejandro, acusado de derribar unas torres de la CFE en Almagres y al cual, al salir en libertad, lleve a la central camionera de Coatzacoalcos, siendo alcanzado posteriormente por esos elementos, que documentaron la salida del simpatizante del EZLN, originario y avecindado en Orizaba.

Por eso también, el profesor Fabricio a manera de broma, me decía que parecía del CISEN, después de que lo localice en Morelia Michoacán.

Esa mañana que llegué, no lo conocía físicamente, por lo que hice un barrido de quienes estaban en el patio de la escuela, hasta observar a una persona de edad avanzada, barba y pelo cano. Vestía una camisa de color azul celeste, un pantalón gris, huaraches de piel color miel, tocado con un paliacate de color rojo al cuello y un sombrero blanco campirano.

De inmediato me acerque y lo salude. –Profesor buenos días, soy Valencia. –Le dije. Se me quedo mirando fijamente y me saludo. – ¿Cómo está usted?

Al identificarlo, tanto los medios como los agentes que lo seguían, pero no sabían quién era, se acercaron para documentar su estancia.

Posteriormente platicamos en privado sobre las condiciones actuales de un estallido social en México, la presencia de los grupos guerrilleros en ese momento, EPR, ERPI, EZLN y otros, así como su ideología.

Radicado en Morelia Michoacán, el profesor Fabricio Gómez Souza, mantuvo comunicación con un servidor y me distinguió con su amistad hasta sus últimos días.

Siempre estuvo convencido que la doctrina de Karl Marx era la adecuada para implantar en México un gobierno del proletariado, evitando la explotación de la burguesía. Con razón o no, Gómez Souza fue un convencido de que el pueblo debería gobernar y evitar que la riqueza se acumulara en una minoría.

Por ese ideal dejo su escuela en Nanchital y marcho a la guerrilla acompañado de jóvenes de Minatitlán, Nanchital, Orizaba y Xalapa. Algunos nunca regresaron, pero el legado de valentía para luchar por un México mejor quedo plasmado en la historia.

Fabricio Gómez Souza considerado una de las figuras más emblemáticas de la izquierda, falleció la tarde del viernes 10 de mayo de 2013 en Morelia Michoacán.

Nació en el poblado de Tuzantla, Michoacán. Se formó como profesor normalista; fue miembro del Partido Comunista de México y egresó como economista de la Universidad Patricio Lumumba.

Tras el nacimiento del MAR, en 1966, con la intención de participar en una revolución social contra el Estado capitalista, Gómez Souza obtuvo del gobierno norcoreano, el adiestramiento político-militar de 53 guerrilleros mexicanos, durante un año…

Veracruz, México.  Invierno De 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here