Los gestos de Peña Nieto en el discurso del presidente

0
322

El ahora ex presidente no pudo evitar hacer ciertos gestos en algunos momentos de la toma de posesión de López Obrador

El ex presidente Enrique Peña Nieto no pudo evitar hacer algunos gestos en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador. Frunció la boca, agachó la mirada y se tocó la cara constantemente.

Cuando Obrador explicó que lo más importante en su gobierno será acabar con la corrupción y la impunidad, el ex presidente agachó la mirada. “Vamos a limpiar de arriba para abajo la corrupción, como se limpian las escaleras”, exclamó López Obrador, mientras Peña miraba sus notas.

Lo mismo hizo cuando se tocó el tema del salario mínimo y su deterioro en los últimos años.

De la misma forma, tras la propuesta del nuevo mandatario de eliminar el fuero para los altos funcionarios, el Peña Nieto desvió la mirada y apretó los labios.

El tema del petróleo hizo que el ex mandatario se llevara las manos a la cara en varias ocasiones, agarrando sus cejas y su tabique nasal. “Este año se aseguraba que íbamos a estar produciendo 3 millones de barriles diarios y estamos produciendo sólo 1 millón 763 mil litros. Es decir 41 menos% de lo estimado y con tendencia a la baja”, dijo Obrador.

Peña Nieto también frotó su rostro cuando el nuevo presidente habló sobre la corrupción: “Se ha implantado el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación”.

“Tenemos el doble de enfermos de diabetes en comparación con países de América Latina” explicó Obrador para referirse a los daños que ha causado el sistema “antes del neoliberalismo éramos autosuficientes en gasolinas, diesel, gas, energía eléctrica. Ahora compramos más de la mitad de lo que consumimos de estos insumos”. Mientras hablaba, Peña Nieto se tapó la boca con las manos varias veces, ocultando su expresión facial.

La misma reacción tuvo cuando AMLO expresó que para él lo más importante es la honestidad. “Nada material me interesa ni me importa la parafernalia del poder”.

El ex presidente también intercambió algunas palabras con Martí Batres, presidente del Senado, por ejemplo, durante el conteo que hicieron los legisladores para recordar a los 43 desaparecidos, luego de que Obrador dijera que no perseguirá a los funcionarios que cometieron faltas fuera de su mandato.

Y aunque Batres aplaudió el discurso del nuevo mandatario en diversas ocasiones, Peña Nieto aplaudió por primera vez hasta que Obrador agradeció la presencia de la hija de Donald Trump, Ivanka.

En otros momentos, Peña Nieto se limitó a mirar fijamente al nuevo presidente. Como cuando el ahora presidente contó la anécdota sobre el ciclista que se acercó y le dijo “tú no tienes derecho a fallar”. Entre el aplauso de la tribuna, el ex mandatario se limitó a observarlo.

La misma expresión le dedicó el expresidente a su sucesor durante la toma de protesta. Como dice la sabiduría popular “un gesto vale más que mil palabras”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here