Los síntomas de COVID por ómicron; “inusuales, pero leves”.

0
90

Ciudad de México.

Agencias Informativas

La variante ómicron está dando mucho que hablar en los últimos días. Los científicos temen que esta nueva cepa del coronavirus suponga un mayor riesgo que otras como alfa o delta. Por ello, las investigaciones en torno a ella se suceden estas semanas. Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, fue quien alertó a las autoridades sudafricanas de la aparición de Ómicron. Ella misma ha sido quien ha revelado la sintomatología de la variante, unos síntomas que son “inusuales, pero leves”.

Fatiga y dolores de cabeza están entre las reacciones provocadas por la nueva variante.

Las personas infectadas por ómicron en Sudáfrica muestran síntomas muy diferentes a los que padecen la cepa delta, explicó la médica que alertó a los científicos del gobierno sobre la posibilidad de una nueva variante.

Los pacientes que lo contrajeron se quejan de fatiga, dolores de cabeza y cuerpo y dolores de garganta y tos ocasionales, detalló Angelique Coetzee, quien también es presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica.

Las infecciones por la variante Delta, en comparación, causaron un pulso elevado, dieron como resultado niveles bajos de oxígeno y pérdida del olfato y el gusto, subrayó.

Después de semanas sin casi ningún paciente por COVID en su consultorio en Pretoria, la capital y epicentro del aumento actual de Sudáfrica, Coetzee narró que de repente comenzó a ver pacientes que se quejaban de los síntomas a partir del 18 de noviembre.

Inmediatamente informó al Consejo Asesor Ministerial del gobierno sobre COVID, y los laboratorios identificaron una nueva variante a la semana siguiente, contó.

“Dije que estos diferentes síntomas no pueden ser Delta, son muy similares a Beta o debe ser una nueva cepa”, declaró en una entrevista este lunes.

“No creo que pase, pero creo que será una enfermedad leve, con suerte. Por ahora estamos seguros de que podemos manejarlo”, indicó.

La Organización Mundial de la Salud está analizando la nueva mutación y ha dicho que es demasiado pronto para decir qué tan transmisible y grave es. Se pide a los países que comiencen a realizar pruebas exhaustivas para ómicron, diciendo que el diseño divergente podría impulsar futuras oleadas de COVID.