Mario Aburto: las inconsistencias por las que la CNDH pidió a la FGR revisar el caso Colosio

0
91

El padre del presunto asesino declaró en una entrevista que tiene 27 años sin ver a su hijo y un mes sin saber de él.

Luego de que el martes la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitiera una recomendación a la Fiscalía General de la República (FGR) por actos de tortura contra Mario Aburto, quien está encarcelado por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en 1994, la familia del presunto asesino reveló que su pariente lleva un mes desaparecido.

Rubén Aburto, padre de Mario, declaró en una entrevista para el medio Milenio, que acudirán a instancias internacionales para garantizar la seguridad de su hijo, además de que se dijo preocupado porque la última vez que tuvo comunicación con Mario, le comentó que estaba entre sus planes ingresar a un recurso legal para obtener su libertad anticipada. A través de un supuesto documento, Aburto comprobaría que fue “un chivo expiatorio.

“Hace más de un mes que no habla conmigo, desde que lo cambiaron a Guanajuato, dicen que está en Guanajuato… Hace como siete meses. Hace un mes me dijo que quería que vayamos a verlo, mi esposa, porque le iba a dar unos papeles para que se los llevara a una jueza a Toluca”, comentó Rubén Aburto en la entrevista.

Según información del medio La silla rota, Aburto habría sido trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso), No.12 CPS-Guanajuato en Ocampo, hace un año. Desde ahí, se habría comunicado con la CNDH para acusar que las autoridades federales lo habrían sometido a torturas y le negaron comunicación con el organismo defensor de los derechos humanos.

La CNDH determinó que tras nuevas investigaciones, los actos de tortura contra Mario Aburto se realizaron por parte de elementos de la PGR y del Ministerio Público, entre otros funcionarios. Esto, luego de su detención el 23 de marzo de 1994, en Tijuana, Baja California.

“Las nuevas consideraciones y hallazgos, advierten violaciones graves a derechos humanos, por ello, la CNDH establece que la FGR deberá realizar una investigación del caso que dio origen a la detención y sentencia de la víctima. Esta nueva investigación o la reapertura de la anterior tendrá como finalidad subsanar deficiencias y llegar al pleno esclarecimiento de los hechos”.