Márquez y Pacquiao, listos para la batalla final

0
490

Las Vegas. Con musculaturas que asombraron a los presentes, Juan Manuel Márquez y Manny Pacquiao superaron la báscula previo a la cuarta pelea entre ambos, en la que el mexicano espera demostrar que “será una guerra”, y el filipino que “aún soy un peleador, no sólo un político”.

Márquez, quien mostró una figura fortalecida que ha causado polémica ante la sospecha velada de dopaje que provocó Freddie Roach, mánager del filipino, espera que la cuarta entrega del épico enfrentamiento contra Pacquiao sea la mejor.

El múltiple campeón nacido en la ciudad de México confía plenamente en su preparación. Dinamita, de 39 años, registró 143 libras (64 kilos) en la báscula.

“Nos hemos preparado muy bien y con mucha inteligencia, ese granito que ha faltado se dará sobre el cuadrilátero. No todo es músculo, me importa la fuerza, la inteligencia y la velocidad dentro del ring” aseguró Márquez.

Sobre la sospecha de consumo de sustancias prohibidas, el capitalino fue claro y contundente: “Estoy listo para un antidopaje, pero obvio, habría que hacernos la prueba los dos, para saber quién es quién. Yo tengo 20 años de carrera y siempre he estado limpio”.

Tras superar la báscula con 147 libras, el también congresista filipino Pacquiao subrayó que la política no ha afectado su carrera y ante Márquez será una oportunidad de demostrarlo.

“Dejaré tranquila a mi afición”

“Me debo enfocar en esta pelea, por eso entrené fuera de todo lo demás y estoy listo. Aún soy un peleador. Estoy contento de tener el honor de representar a mi país, soy político también y eso me hace feliz”, apuntó el Pacman.

Además, reiteró que la batalla de este sábado servirá para dejar tranquilos a aquellos fanáticos del boxeo que no puede definir quién es mejor entre él y Juan Manuel: “Está pelea dejará tranquilos a todos los que tienen duda. Quiero que mis aficionados se queden serenos”

Pacquiao, quien se ha ganado el mote de matamexicanos, pues además de Márquez derrotó dos veces a Marco Barrera y otro par a Érik Morales, llegó a comentar que no pelearía otra vez contra un rival mexicano, pero con Márquez es distinto.

Dinamita ha enfrentado al filipino en tres ocasiones, en mayo de 2004, marzo de 2008 y noviembre de 2011; las tres veces en Las Vegas y en ninguna de esas ocasiones pudo salir con el triunfo. Empató la primera y perdió las otras dos decisiones. La más reciente fue de manera controvertida.

El Pacman está deseoso de redimirse después de sufrir una derrota en su más reciente pelea frente al estadunidense Tim Bradley, quien en julio pasado le arrebató la corona de peso wélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) por decisión dividida, tras llevarse dos tarjetas 115-113 y perder la tercera.

El mexicano afirma que ganó los tres combates anteriores –aunque dos decisiones fueron en favor de Pacquiao– y uno terminó en empate.

El filipino y Márquez se enfrentaron por primera vez en 2004 por el título de los pesos pluma. El mexicano sobrevivió a tres caídas tempranas y logró finalmente igualar las acciones en las tarjetas.

Cuatro años después, en 2008, se midieron en las 130 libras y Pacquiao obtuvo una decisión dividida, ya que ganó la votación de dos jueces y perdió la de un tercero.

En noviembre de 2011 el mismo Pacman se impuso en una decisión mayoritaria que fue abucheada cuando se anunció, ya que Márquez dijo que se la habían robado.

“No hay mucho que pueda hacer sobre los jueces. Yo no los escojo. No hay duda de que en mi mente gané las tres peleas anteriores”, agregó el de Iztacalco.

Márquez siente que finalmente podría obtener una victoria esta vez y en declaraciones vertidas durante la semana confesó que es importante para él: “Pacquiao sigue siendo el mejor del mundo y obtener una victoria sobre él me haría muy feliz”.

Pacquiao ve esta pelea como una oportunidad para proporcionar pruebas definitivas en cuanto a quién es el mejor pugilista. Pudo haber ido a una revancha contra Bradley, pero al final su equipo decidió que otra pelea con Márquez vendería más.

“Cuando dices Muhammad Alí piensas en Joe Frazier y creo que cuando dices Manny Pacquiao evocas a Juan Manuel Márquez”, apuntó el filipino.

Mucho se ha hablado del físico más voluminoso de Márquez para este combate. El preparador físico del Dinanita es Ángel Heredia Hernández, quien estuvo involucrado en el escándalo de esteroides que implicó a la atleta estadunidense Marion Jones.

El mánager de Pacquiao, Freddie Roach, preguntó si Márquez estaba usando drogas para mejorar el rendimiento, a lo que el mexicano contestó desde las páginas de Los Ángeles Times: “Roach está diciendo que he estado tomando esteroides. Él está tomando un camino fuera de base, vamos hacer las pruebas ahora mismo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here