México, sin democracia; gana la minoría más grande

0
1511

Una alta abstención se considera generalmente como un desinterés o malestar entre el cuerpo de votantes que puede llegar a deslegitimar políticamente las elecciones o el propio sistema político.

 Xalapa, Ver.- Es de suma importancia que la ciudadanía salga a votar en las próximas elecciones federales, pues es la manera de “gobernar al Gobierno”. Sin embargo, se debe respetar la resistencia civil de algunos sectores, sobre todo de jóvenes, que están hartos de la política mexicana y por ello deciden no participar en los comicios.

Esto lo señaló el investigador del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales (IIESES) de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, quien, en entrevista exclusiva para El Golfo.info, hizo un exhorto a la sociedad para ser responsables en los procesos electorales.

La abstención, en ciencia política, es el acto por el cual un potencial votante en unas elecciones decide no ejercer su derecho al voto, ya sea en unas elecciones generales. Una alta abstención se considera generalmente como un desinterés o malestar entre el cuerpo de votantes que puede llegar a deslegitimar políticamente las elecciones o el propio sistema político.

“El problema de este país es que la democracia todavía no es una realidad, no ganan los que tienen mayoría, gana la minoría más grande. Porque no hay todavía una cultura del voto. Pero además hay una gran decepción por la existencia de delincuentes del voto y por el incremento en los últimos años de los delincuentes gubernamentales que buscan el fuero electoral para ampararse y no responder de sus fechorías”.

Por ello, el investigador dijo que no se trata solamente de ejercer el derecho de votar, sino también de lograr la revocación de la elección en caso de que, quienes resulten representantes populares, terminen por ser “un fiasco” o se conviertan en ineficientes o delincuentes.

“El exhorto mío es mucho mas amplio, mas allá de la elección, a una participación responsable para que se haga realidad el hecho de que los gobiernos sean transparentes, rindan cuentas y sobre todo sean evaluados”.

“Mi opinión es que, como ciudadanos, cumplamos con nuestro deber de gobernar al gobierno”, subrayó el investigador.

Hay que enseñar a la juventud con el ejemplo

Arias Hernández enfatizó que también se debe respetar el derecho que tienen los jóvenes a manifestarse, porque “no necesariamente tienen que seguir el mismo camino. No sólo se les debe respetar, a los jóvenes hay que enseñarles con el ejemplo”.

En ese sentido, el investigador fue muy puntual al señalar que la juventud no está obligada a seguir “la denigrante situación de agachados electorales en que se han convertido los adultos y los viejos”, frente a un sinnúmero de delitos y manipulación electoral.

“Que se manifiesten civilizadamente mostrando sus diversas formas de rechazo pero también convocarlos a que emitan su voto, a que hagan una participación activa, pero sobre todo a que actúen en contra de la partidocracia que ya se ha convertido en un problema”.

Rafael Arias reconoció que será un reto para el Instituto Nacional Electoral (INE) y para los partidos políticos, estimular el voto en los jóvenes para que participen en los esquemas institucionales.

“El rechazo que hay no solo por jóvenes sino por adultos también, es que la partidocracia y la delincuencia electoral se ha convertido en una acción obligada que simple y sencillamente los ciudadanos no tienen porque aceptar, para eso también hay la resistencia civil”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here