Mujer migrante sufrió al ver a su esposo e hijo cuando eran arrastrados por el agua

0
389

Óscar Martínez y su esposa Tania Ávalos salieron de San Salvador, El Salvador, el 3 de abril para iniciar su camino hacia Estados Unidos, en busca de un mejor futuro para ellos y su bebé, Valeria. Enrique Gómez, un primo de él, los acompañaba también.

La familia salvadoreña estuvo desde esa fecha hasta hace unos días en un albergue de Tapachula, Chiapas, en espera de recibir asilo en Estados Unidos, pero ante la desesperación tomaron camino hacia el norte y el domingo 23 de junio decidieron cruzar el Río Bravo, en Matamoros, Tamaulipas, la frontera entre México y la Unión Americana.

Óscar intentó pasar con Valeria el Río Bravo, pero el afluente los arrastró varios metros hasta que sus cuerpos fueron hallados, juntos, en la misma playera negra del padre, en una de las orillas.

Tania Ávalos dijo a las autoridades que el agua se llevó primero a la niña y que Óscar salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron.

Quería salvar a la niña y no pudo, quizá ahí fue donde el decidió irse con su hijita también […] me imagino que él dijo ‘hasta aquí llegué’ y decidió irse con su hijita expresó Rosa Ramírez, madre de Oscar.

El Instituto del Migrante de Tamaulipas informó que Oscar, su esposa Tania y su hija, así como un primo identificado como Milton, de 19 años, llegaron el domingo por la mañana a Matamoros donde les informaron que a partir del lunes podían iniciar su trámite de asilo en Estados Unidos, pero no quisieron esperar y decidieron atravesar el río.

De acuerdo con el acta de solicitud de entrega de cadáveres, a la que el noticiero Por la mañana tuvo acceso, Tania declaró ante el Ministerio Público que decidieron cruzar el río a la altura de Puente Nuevo, alrededor de las dos de la tarde después de ir a comer.

Mi esposo Oscar iba por delante cargando a la niña, yo iba detrás de ellos a una distancia como de un metro sobre los hombros de Milton cargando sólo una bolsa café colgada y unos papeles personales en bolsa color azul.

La esposa de la víctima contó que ya estaban por llegar a territorio estadunidense, pero ella y Milton decidieron regresar a la orilla al ver agotado a su marido.

Oscar traía a mi bebé en la espalda bajo su camisa, ya estábamos por llegar, pero él ya iba cansado porque el aire lo movía o hacía olas, y al ver que mi esposo estaba fatigado y tratando de nadar, me bajé de la espalda de Milton, me regresé como pude a la orilla del río, pero del lado mexicano, me alcanzó Milton también fatigado, relató.

Cuando volteo a ver a mi esposo y la bebé, aún los alcanzo a ver, pero ya casi no duraron mucho y se hundieron ya casi del lado americano.

La ahora viuda añadió que pidieron ayuda, por lo que minutos más tarde llegaron bomberos y personal de Protección Civil, la trasladaron a la casa del migrante y el lunes le informaron la fatal noticia.

Con información de Vanguardia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here