‘No seas malito, pásala por favor’

0
580

Adriana Castillo / Tehuacán, Puebla.- María del Carmen Oceguera León, de 21 años, llegó con dolores de parto a las 14:00 horas al Hospital de la Mujer de Tehuacán el pasado 7 de septiembre, pero dos horas después seguía esperando, por lo que terminó dando a luz en el piso de la recepción.
Aunque problemas del lenguaje hacen que pronuncie con dificultad algunas palabras, no tiene problemas para cargar amorosamente a su hijo de un mes de nacido, en su hogar de la colonia México.
Su esposo, Ricardo Tehuintle, trabajador de una maquiladora, que gana 900 pesos por semana, fue quien la llevó ese sábado a este nosocomio, donde en la víspera un doctor les anunció que el segundo bebé de la pareja nacería en los días siguientes.
Llegaron a las 14:00 horas y a las 16:00 todavía esperaban recibir atención.
“Pedimos que la atendieran porque venía con señas de dolor, se agarraba mucho su vientre, entonces le dije al que estaba en la oficina ‘no seas malito, pásala por favor porque tiene señas de que ya se va a aliviar’, en eso me fui al baño y cuando vi venía detrás de mí, le dije ‘Mary este baño es de hombres’, me respondió ‘me dijeron que pase yo acá porque el baño de las mujeres no sirve’, entonces entró”, relató Ricardo.
En el baño notaron que la toalla sanitaria de Mary estaba manchada, por lo que nuevamente Ricardo apremió al recepcionista, pero éste le respondió que el doctor estaba ocupado.
“Cuando estaba hablando con esa persona, me dice mi esposa ‘ya no aguanto’, y que se abraza de mí y me dice ‘ya’, cuando dijo ya es que se escuchó que el bebé había nacido, lo que lo sostuvo fue su ropa interior de ella, que llevaba ajustadita, y fue que llegó a la mitad de sus piernas su ropa interior, eso fue lo que sostuvo al bebé.
“Todo fue muy rápido, unas señoras me dijeron ‘acuéstala, acuéstala’, la acostamos en el piso y una señora tomó a mi bebé, en eso de que oyeron el escándalo que estábamos haciendo nosotros en el pasillo, trajeron una camilla y ya fue como se la llevaron”, dijo Ricardo.
Minutos después, señala el trabajador de maquila, habló con un doctor que le dijo que se estaba sólo atendiendo a las pacientes que llegaban.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here