OTRA MÁS

0
161

Por Juan Antonio Valencia

Originario de Coatzacoalcos, Veracruz, Pedro Salmerón tiene licenciatura, maestría y doctorado en historia.

Salto a la fama esta semana como director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución de México al comentar y calificar de “jóvenes valientes” a una brigada de la Liga Comunistas 23 de septiembre, que en un intento por secuestrar al empresario Eugenio Garza Sada, lo asesinó el 17 de septiembre de 1973 en Monterrey.

Su declaración fue sumamente criticada por venir de un funcionario federal, al grado que el sector empresarial y otros exigieron su renuncia, la cual ya está en la mesa. Lo acusaron de ver como héroes a un grupo de criminales.

Esto es una muestra de que no siempre, quien tiene más estudios, puede tener una idea genuina de los hechos o puede ser prudente al hacer una declaración.

“Jóvenes valientes” esa simple frase que dice mucho le costó el puesto.

Y ya estamos en la era en donde en la función pública está compuesta por personas que parecen no ver la realidad o no estaban preparadas para un cargo público, pese a sus diplomas, títulos, maestrías, doctorados.

Van de ocurrencia en ocurrencia.

Lástima tantos años de estudios

Algo debe estar pasando con esta crisis de actitudes…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here