Pobres, solos y sin seguridad social, 800 mil ancianos en Veracruz

0
651

Veracruz, 26 de noviembre de 2016.-EMBARCADERO: Hay en Veracruz 800 mil adultos mayores, seniles, viejitos…

Con ellos podría formarse un poderoso partido político y, además, exitoso, porque en la vejez suele multiplicarse el activismo social y todos votarían en las urnas… La mayoría, sin seguridad social… Y lo peor: pobres y solos… Y la soledad lleva a la depresión… Y si vivir una juventud intensa resulta interesante, vivir una vejez plena y digna es mucho más importante… Por una razón fundamental, entre otras: la juventud es corta, demasiado corta, pero la edad adulta es larga y extensa… Más ahora cuando el término de vida ha aumentado… Por ejemplo, hacia mediados del siglo pasado el tope máximo de vida oscilaba entre los 40 y los 50 años, y a la fecha, existen quienes viven entre 90 y cien años… En la UNAM se efectuó un foro sobre un México que pronto será, antes de diez años, un país de pobres… Y los datos son escalofriantes… Seis, siete de cada diez ancianos vive y está y se siente solo… Seis, siete de cada diez está atrapado y sin salida en la depresión… Seis, siete de cada diez, sin seguridad social, lo que significa sin pensión, sin servicios de salud, sin ingreso fijo, y lo peor entre lo peor, condenados al desempleo y lejos, con frecuencia lejos, demasiado lejos de la familia… Arrumbados, pues… A la deriva social… Lo peor entre lo peor: Seis, siete de cada diez están enfermos… Y de cada diez, la mitad sufre de dos a cinco enfermedades al mismo tiempo… Y en términos normales habrían de tomar unas diez medicinas cada día para, digamos, mantener un ritmo aceptable de vida… Pero como viven en la pobreza, en la miseria, en la jodidez, apenas, apenitas toman una, dos medicinas… Y el deterioro en la calidad de la vida cotidiana resulta impresionante… Las políticas públicas siempre miraron por los niños y descuidaron a los ancianos… El día que los políticos lo advirtieron la vorágine social estaba encima…

ROMPEOLAS: Una cosita es llegar a la vejez y otra, arruinado, sin unos ahorritos, mejor dicho, una pensión, aunque sea jodida, para garantizar el itacate… Cierto, hay casos en que los hijos están pendientes, y aun cuando estén lejos, en su mundo, en otro mundo, les envían unos centavitos para alimentarse… Pero al mismo tiempo, lejos, muy lejos, los condenan a la soledad… Y lo peor de la vida es sentirse solo, con todo y que estemos rodeados de personas… La soledad perfora el corazón y descarrila el alma…El hecho se
agrava por otra circunstancia, precisada en un informe del “Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo”, donde advierte que 53 millones de mexicanos están en riesgo inminente de caer en penuria económica (La Jornada México, miércoles 23 de noviembre, 2016)… En el caso de Veracruz, la alerta social se ubica en las 8 regiones indígenas habitadas por un millón de personas… Y en las zonas campesinas, donde los estragos de la miseria y la pobreza son menos, pero existen como una pesadilla social, un gran pendiente de la clase gobernante… Y aun cuando en el discurso público algunos políticos suelen “desgarrarse las vestiduras” por los ancianos, la realidad es desastrosa, pues su palabra queda en el rollo… Así, los derechos humanos fundamentales (la salud, la vivienda, el empleo y la educación) son atropellados en la población senil… Y más, si se considera que se trata de una población vulnerable, cien por ciento vulnerable si es pobre, como la mayoría…

ASTILLEROS: Más sensibilidad social hay en la UNAM, donde tienen seminarios sobre vejez y envejecimiento, según ellos, para una gran cruzada cívica que llegue a las familias, al personal de la secretaría de Salud, incluso, hasta a los operadores del transporte público en el trato con los seniles… Pero el país es demasiado grande, como el caso de Veracruz que rebasa en territorio y en población a varias naciones de América Central, entre ellas, Nicaragua, Honduras, Guatemala y Salvador… Y por tanto, está en chino que la UNAM con su terapia de integración familiar aterrice en la entidad jarocha… Con todo y que ocho de cada diez personas viva en la ciudad y el resto en las áreas rurales… El asunto se vuelve seguridad de Estado porque en menos de una década seremos un país de ancianos, al mismo tiempo que una nación habitada por niños… Por eso, la conveniencia y la urgencia de mantener aceitados los hospitales públicos que fueron mudados en un desastre por el duartismo en una crisis humanitaria como la definió el góber electo de Veracruz… Además, una gran terapia social a cargo de la SEDESOL y el DIF para arraigar en la conciencia social, pero más, mucho más, la conciencia social, la mirada a los adultos mayores… Y más, si se considera que Veracruz es una tierra pródiga en recursos naturales, pero habitada por gente jodida, y en donde el 60 por ciento de la riqueza se concentra en unas doscientas familias… Y más, porque si la pobreza es canija y demoledora, la carga asfixia y estrangula vida con la soledad y la depresión, una enfermedad que poco a poco, sin sentir, consume y devora las entrañas, el corazón y las neuronas en los días y en las noches…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here