Refriega entre delincuentes y policías

0
825

05 03 01

Matan a un delincuente y detienen a otro; una mujer policía es herida en la persecución.

Redacción

Cosoleacaque.

Un intercambio de balas entre delincuentes y Policías Ministeriales (PM) dejó como saldo a un presunto ladrón abatido y una oficial con herida causada por proyectil de arma de fuego; además de agresiones por parte de uniformados a personal de Cruz Roja, Protección Civil (PC) y representantes de la prensa.

Eran las 14:40 horas de ayer, cuando familias de la calle Alberto Paulín observaron la persecución protagonizada por los ministeriales contra de tres individuos que en la desesperación por escapar ingresaron al callejón Cerrada Gayssac en la colonia Oaxaqueña.

Al quedar entre los predios y viviendas particulares, iniciaron las primeras detonaciones que estremecieron a unas 7 familias cercanas.

Sobre uno de los patíos quedó tendido el probable delincuente Gersón Canseco Aguilera, que presentaba impactos de bala en el abdomen, metros adelante permanecía la oficial de quien se desconoce la identidad, con un impacto en la pantorrilla derecha y laceraciones en el cráneo.

Para las 15 horas elementos ministeriales arrestaban y sacaban por la fuerza de entre los matorrales a un segundo delincuentes con evidentes golpes en el rostro.

A la llegada del personal de Cruz Roja y PC se abocaron a atender al herido con mayor número de lesiones y con un estado de salud extremadamente grave, situación que enfureció a los Policías Ministeriales que reaccionaron de forma violenta contra los elementos de ambas instituciones de rescate y auxilio.

A base de gritos, insultos e intimidación, exigieron la atención inmediata para el elemento policiaco con una herida que en apariencia no ponía en riesgo su vida.

Durante los pocos minutos de atención, los paramédicos lograron estabilizar y canalizar al ahora occiso que quedó a la deriva, pues los socorristas fueron obligados a prestar la ayuda a la mujer policía que se recupera de la lesión.

Al observar la presencia de este corresponsal en la escena de los hechos, tanto Policías Ministeriales, Estatales y Navales, intentaron evitar la labor periodística del reportero que firma la nota, procediendo a las agresiones verbales y físicas.

Por la fuerza subieron a la elemento a una ambulancia de la Cruz Roja, mientras que continuaban con los insultos a los tripulantes de la unidad.

A las 15:15 horas apareció de nuevo en escena sobre el callejón Adalberto Tejeda el hombre baleado, ya para ese momento sin playera y sin el suero que poco antes los paramédicos le habían suministrado vía intravenosa, por lo que el delincuente gritaba: “mátenme de una vez, mátenme”.

Los policías investigadores, fueron señalados por los socorristas como las personas que quitaron el punzocat y las vendas aplicadas por los rescatistas, con total gravedad fue enviado en una ambulancia de Protección Civil (PC) al Hospital General de Minatitlán (HGM).

20 minutos más tarde dejó de existir a consecuencia de las heridas causadas en su humanidad.

Un número considerable de policías de diversas corporaciones, invadió la calle Alberto Paulín, mientras que las sirenas y torretas estremecían a vecinos que divagaban en cuanto a las versiones de la información.

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) llegaron al lugar del intercambio de balas, tomando conocimiento de los hechos que acabaron con la vida de un delincuente de quien se sabe recientemente había abandonado las instalaciones del Centro de Readaptación Social (CERESO) Duport Ostión.

Extraoficialmente se supo que la presencia de los ministeriales obedeció al cumplimiento de una orden de aprehensión que cumplirían contra del ahora occiso, persona que cada determinado tiempo tenía que presentarse al reclusorio porteño a firmar debido a la libertad condicional con la que contaba.

Ante la falta de cumplimiento al mandato judicial, resultó la reaprehensión, que como ya se dijo acabó en intercambio de balas, un muerto, una herida y agresiones.

Se supo que el ladrón caído permaneció en los separos por el delito de robo en agravio de una de sus vecinas, estando en una de las planchas del Servicio Médico Forense (SEMEFO) en espera de ser reclamado legalmente por los familiares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here