Relatos orales, tradición viva de las culturas en México

0
664

Xalapa, Ver., 28 de julio de 2014

Pese a que la literatura de tradición oral es muy cambiante, las historias populares que forman parte de la cultura de las regiones en el país no se han perdido, por el contrario, se han nutrido con las experiencias de las nuevas generaciones, señaló el editor José Manuel Mateo, durante la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil, organizada por el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC).

Entrevistado tras la presentación del libro La jícara y la sirena, del que fue editor por el sello Ideazapato, manifestó que lo admirable de la literatura de tradición oral es su resistencia al paso del tiempo y resurgir en determinada época con la misma intensidad. “Además de que esta tradición no es exclusiva de los viejos o gente mayor, porque los niños y jóvenes también se saben relatos y no necesariamente se los han contado sus abuelos”.

Destacó que la necesidad de contar es inherente al ser humano y que en el caso de las historias de diversas regiones de México, quienes mantienen esta tradición van tomando elementos de muchos lados y que se acaba con una historia que ya se había contado antes. “Eso es lo maravilloso de la literatura, que renace nuevamente”.

Tras la presentación del libro La jícara y la sirena, en la que el público pudo escuchar algunas de estas historias en una lectura en voz alta, José Manuel Mateo indicó que la manera de trabajar de la editorial Ideazapato, que se enfoca en la tradición oral y la vuelve impresa, es a través de investigadores que conocen la zona y que recopilan información para posteriormente realizar una nota al margen para explicar los relatos.

“Los investigadores de lectura y tradición oral y popular tienen, muchos de ellos, la manera de hacer la recopilación que les permite mantener los rasgos de oralidad que son importantes”.

Reconoció que el mudar estos relatos orales a las versiones impresas implica un proceso complejo, sin embargo, pese a las modificaciones de estructura que se hacen a los relatos, hasta el momento se han logrado los rasgos de oralidad.

Por otra parte, el editor gráfico de Ideazapato, Andrés Mario Ramírez Cuevas, resalta la importancia de las imágenes como historia alternativa en estos textos que al dejar la tradición oral pierden mucho del significado, “y lo que hacemos es incorporar la ilustración no como un apoyo sino como parte integral del relato, como se hacía antes”.

Añadió que la finalidad de la editorial y de los diez textos que hasta el momento tienen de este tipo, es la de registrar y mantener los relatos y que puedan rebasar las barreras de la distancia y el tiempo llegando a nuevas generaciones.

La jícara y la sirena es una recopilación de doce relatos de tradición oral que se cuentan en las riberas del lago de Zirahuén. El texto fue compilado por Berenice Granados, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la región, y es especialista en literatura popular y tradicional.

Para conocer el programa completo de actividades de la 25ª Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil del IVEC, ingrese a la página www.ivec.gob.mx, Facebook: ivecferias Twitter: IVEC_Ferias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here