Se viraliza niño rezando de rodillas pidiendo fin de pandemia

0
139

Se viralizó  la imagen de un niño rezando de rodillas pidiendo el fin de la pandemia del COVID-19, en Perú. La fotografía fue subida a redes sociales y ha dado la vuelta al mundo al mostrar al menor orando de noche, en medio de la calle, de rodillas y con la mirada hacia el cielo, sobre una calle de Junín, en el departamento de La Libertad.

La imagen habría sido captada por Claudia Alejandra Mora, una habitante de la comunidad de Guadalupe, quien narra que encontró al pequeño a las 20:00 horas y al preguntarle el motivo de este acto le respondió que se trataba de una petición al “Todopoderoso para que terminara la pandemia; el pequeño había salido de su hogar debido a que había mucho ruido dentro de él y al no ver a nadie en la calle decidió realizar su plegaria ahí”.

La autora de la imagen pide que esta se convirtiera en un símbolo de que la humanidad sobrepasará al COVID-19 y volverá a la normalidad, y llamó a que no se pierda la unidad entre las personas y que haya solidaridad para enfrentar la pandemia que ha cobrado millones de vidas en el mundo.

La imagen fue subida a Facebook con el siguiente mensaje: 

«Les cuento la historia de esta foto que tomé hace algunas horas:
Hoy en el barrio nos unimos para rezar y pedir a Dios por la situación de emergencia que estamos viviendo, para así compartir esperanza y fe.
Aproveché minutos antes de que las personas salgan a sus puertas a orar para hacer una toma de todas las velas que fueron puestas como acto simbólico de fe, grato fue el momento cuando encontré a este niño y aprovechando su concentración tomé la foto. Le pregunté luego que hacía y me respondió en su inocencia que le pedía solito un deseo a Dios y que salió porque en su casa había mucho ruido, que así su deseo no se iba a cumplir.
Su deseo sin duda es claro, ellos no son ajenos a saber lo que está sucediendo.

Yo quedé con una sonrisa en el rostro, con la fe y esperanza a 1000, pero sobre todo encantada de ser testigo del amor y confianza de ese niño a Dios. Que bello se les inculque aquello, aún en tiempos difíciles».