“Si la sueltan, no la volvemos a ver”, advierte la madre de José Luis Burela

0
448

Boca del Río, Ver., 13 de Julio de 2014.- Familiares y amigos de José Luis Burela López, joven de 30 años de edad que murió el este sábado 12 de Julio cuando el vehículo marca Nissan, Sentra, color negro, con placas de circulación YKE-8719, que conducía María Josefina Gamboa, directora del Instituto Municipal de Boca del Río, lo embistió, piden a las autoridades que se cumpla con la ley y no se ponga en libertad a la funcionaria municipal.

 Lourdes López Castro, madre de José Luis Burela, pidió que se haga justicia, se siga el proceso y que la responsable pague los gastos que sean necesarios.

 – Pido que se haga justicia, nada más, que se siga el proceso de ley, nada más.

 – ¿Usted está de acuerdo en que salga bajo fianza?

 – No, no, porque saliendo la señora no se le vuelve a ver. No, que siga el proceso adentro. Nada más eso, que se haga justicia, no pido más que ella pague los gastos, que no salga hasta que se cumpla el proceso, que se le juzgue, pero encerrada.

Con lágrimas en los ojos, la madre de José Luis, aseguró que su hijo era una buena persona, sin vicios y que amaba a su familia, por lo que rechazó tajantemente los rumores de que él joven iba en estado de ebriedad o que intentara suicidarse.

“Mi hijo era un niño sano, amaba la vida, él nunca, nunca haría eso de que se avienta a un auto. No, nunca, que se bote de un puente como dicen, jamás. Él amaba a su familia, a su abuelita, a mí, a sus tíos, primos, el nunca haría eso”.

En medio de su dolor, Lourdes López solicitó que no se ensucie la memoria de su primogénito y que no se digan de él cosas que son falsas.

“Venía de estar con unos amigos reunidos, no como dicen del mar, o sea dicen cosas que no saben; él iba bien, regresaba a su hogar. Muy buen niño, ¿ustedes no vieron la cantidad de gente que vino? O sea, era un niño sano, drogas nunca. Yo estoy con mi niño, velándolo, viviendo mi dolor, ya luego veré, ahorita mi hijo antes que nada”.

Por su parte, Zaira Arellano, amiga y jefa del finado, lo recuerda como un gran hombre, responsable y preocupado por el bienestar de los demás, por lo que lamentó que se discriminara a José Luis sólo por el hecho de tener tatuajes, por lo que pidió que la responsable continúe detenida.

 “José Luis era una gran persona, desde hace 8 años es mi compañero de trabajo, cuidaba a mis hijos, siempre preocupado si comíamos, si no comíamos, si necesitábamos algo, incluso en labores de la casa, un gran hombre, realmente un gran hombre y nos dolió mucho que por el hecho de estar tatuado lo llamaran vagabundo, lo llamaran ‘malandro’. Lo que estamos pidiendo es justicia, que el proceso sea transparente, que no salga bajo fianza, que se pase su proceso en la cárcel hasta que  se dicte sentencia, es lo único que pedimos”.

Orlando Sánchez, amigo y compañero de José Luis Burela, espera que el proceso que sigue María Josefina Gamboa sea transparente y que esta no utilice sus influencias para evadir su responsabilidad y quedar en libertad.

 

“Todos, tanto los amigos como familiares estamos pidiendo lo mismo, que se lleve el proceso como debe de ser, que no se maneje el influyentismo, que no salga bajo fianza y que no lo dejen como algo a la ligera, fue la vida de un ser humano y se debe de castigar, es lo único que pedimos todos en general”.

 

José Luis Burela López era un talentoso tatuador, soltero, que se ganaba la vida honradamente para mantener a su abuela.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here