Sofía Martínez, nueva presidenta del poder judicial

0
97

XALAPA, VER.- (Agencias) Con cinco votos a su favor, Sofía Martínez Huerta fue nombrada por el Pleno del Poder Judicial como la nueva Presidenta de dicha soberanía.

Esto luego de que concluyera el periodo de Edel Humberto Álvarez Peña y se negara a participar en el proceso de elección para el periodo 2019-2022.

¿Quién es la nueva Presidenta del Poder Judicial del Estado?

Sofía Martínez Huerta fue nombrada el pasado 11 de octubre magistrada del Poder Judicial del Estado, proceso que a la fecha es criticado por la oposición y abogados que se postularon sin efecto.

Señalaron que tras la designación de los 13 nuevos magistrados, el Poder Judicial se convirtió en una «agencia de colocación», y se trastocó al único poder que no estaba bajo las órdenes del Ejecutivo y de Morena.

La propuesta de integrarla surgió en el mes de enero, en medio de la polémica que generó la filtración de un audio en el García Jiménez externaba su preocupación por la pronta designación de los magistrados ante la aproximación del juicio político contra el ahora exfiscal Jorge Winckler Ortiz.

Actualmente, Sofía Martínez aparece en el directorio de la Facultad de Derecho del Sistema Abierto de la Universidad Veracruzana (UV).

Tiene cerca de 30 años trabajando en el Tribunal Superior de Justicia, fue secretaria de Juzgado, Juez Municipal de Primera Instancia y en los últimos tres sexenios se desempeñó como secretaria de la Sala Civil del TSJE.

Identificada con la «vieja escuela» del Poder Judicial -al igual que otros 15 magistrados- fue obligada a jubilarse en la administración de Álvarez Peña por el Decreto 606 que oficializó modificaciones constitucionales para que con sus derechos garantizados pasaran a retiro a partir de enero de 2018.

Entre ellos, Dionisio F. Gutiérrez García, con quien ella trabajó varios años.

Su designación se da en medio de los amparos impuestos en contra de sus nombramientos, impulsados por abogados que participaron como candidatos para la designación de magistrados y no figuraron entre los elegidos por el ejecutivo.