Super Bowl 54

0
95

Las entradas más baratas en reventa para el Super Bowl de la NFL, que se disputa el 2 de febrero en Miami, cuestan 4 mil 700 dólares, mientras que las compras desde el extranjero siguen altas, debido al atractivo de la ciudad y las protagonistas del espectáculo.

Así lo señaló Nick Álvarez, portavoz de StubHub, una compañía digital con una plataforma que conecta a vendedores de entradas con compradores y cuenta con autorización de la NFL.

En la plataforma hay todavía 3 mil 400 boletos disponibles para asistir al partido en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, donde se espera a más de 60 mil personas.

Desde que el 19 de enero empezó la reventa, tras conocerse a los finalistas de esta 54 edición del Super Bowl, los 49ers de San Francisco y los Jefes de Kansas City, el precio promedio alcanzó un máximo de 7 mil dólares por boleta.

El precio ha ido bajando hasta situarse actualmente en 6 mil 300 actuales, pero aún puede subir, señala Álvarez.

La ley dice que se pueden vender y comprar entradas hasta 60 minutos después de iniciado el espectáculo del Super Bowl, que combina deporte y entretenimiento a lo largo de unas tres horas. Mucha gente espera hasta el final para comprar, agrega.

El 92 por ciento de las boletas vendidas hasta ahora para la LIV Super Bowl a través de StubHub fue adquirido desde Estados Unidos, un 4 por ciento desde México, un 1 por ciento desde Canadá y el resto desde un total de once países, entre ellos Japón, Brasil, España y China.

StubHub ha visto crecer un 10 por ciento en los últimos cinco años las operaciones hechas desde el extranjero para partidos de la liga de futbol americano y el Super Bowl.

Los aficionados de América Latina y España están entre los mayores compradores internacionales de entradas.

Se espera que aumente aún más la presencia de los latinoamericanos en el Super Bowl 2020, dada la cercanía de Miami con los países latinoamericanos y las dos artistas latinas que actuarán en el intermedio: la colombiana Shakira y la estadounidense de origen puertorriqueño Jennifer López.

En 2019 aficionados de 100 países compraron entradas en comparación con los 71 países de 2015, según datos de la plataforma.

Los mercados que cuentan con el mayor crecimiento en las ventas de la NFL en los últimos cinco años son Japón (112 por ciento de crecimiento), España (81 por ciento), Brasil (80 por ciento), Irlanda (75 por ciento), Alemania (61 por ciento) y México (43 por ciento).

En cuanto a las ventas de entradas exclusivamente para el Super Bowl en los últimos cinco años, el mayor crecimiento (2 mil 716 por ciento) se ha dado en las operaciones con Brasil, seguido de Alemania (645 por ciento), Japón (162 por ciento), México (47 por ciento), Hong Kong (40 por ciento) y Costa Rica (19 por ciento).

Si se cuentan solo las operaciones latinoamericanas, México, Brasil, Costa Rica, Guatemala y Honduras son, por ese orden, los que más boletas compraron para el Super Bowl de 2019.

Una de las tendencias que StubHub ha detectado es que cada vez hay más mujeres que compran boletos para eventos de la NFL y en este Super Bowl la proporción es mayor que en los anteriores.

Las mujeres, además, pagan en promedio 350 dólares más por entrada que los hombres.