Taquicardia, tos, pérdida del apetito: estos son los síntomas de la variante “pesadilla del infierno”

0
95

El sublinaje de ómicron ya registra infecciones en México, aunque se ha comprobado que no causa infeciones de mayor gravedad.

A pesar del control que tienen la mayoría de los países sobre la pandemia de Covid-19, gracias a la vacunación masiva, aún continúa la aparición de nuevas variantes y subvariantes que han alertado por su grado de contagio o escape a la inmunidad de las vacunas, tal es el caso de la XBB, conocida popularmente como variante “pesadilla del infierno”.

Este sublinaje se desprende de ómicron, la versión del virus que hace ya un año causó nuevas olas de contagios en todo el mundo, y la mayoría se han presentado en Singapur, Estados Unidos y otros países asiáticos, aunque lo más llamativo es que México registró sus primeros cuatro infecciones recientemente, de acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen).

Los contagios han ocurrido en el centro del país, tres en el Estado de México y uno en la Ciudad de México, por lo que han permanecido en observación tras el resultado positivo de la muestra de laboratorio de los casos de coronavirus.

Hasta el momento son situaciones de estudio en el país, aunque datos de especialistas en Singapur han revelado que la gravedad de los contagios no está por encima de alguna de sus variantes antecesoras, tampoco un aumento de la letalidad de la versión del virus XBB.

Sin embargo, uno de los apuntes de las autoridades de salud de los países asiáticos, los cuales han tenido un mayor acercamiento con la cepa “pesadilla del infierno” es que han aparecido algunos nuevos síntomas o se han reavivado manifestaciones sintomáticas que parecían olvidadas con las primeras variantes tales como la diarrea o la pérdida del gusto y el olfato.

Entonces, pese a que no se ha comprobado una mayor gravedad en las infecciones, la virulencia o la proporción de los contagios, existen una serie de síntomas característicos de la subvariante XBB, de la familia BA.2 de ómicron.

Estos son los síntomas de la variante XBB, “pesadilla del infierno”

Pérdida del gusto y del olfato

Cansancio

Malestar general

Dolor de garganta

Dolor muscular

Pérdida del apetito

Tos

Afonía

Congestión nasal

Taquicardia