Tlahuelilpan, a 3 años de la tragedia

0
206

CNN Español) — La tragedia en Tlahuelilpan, municipio en el estado de Hidalgo, en México, cumple tres años este martes. Aquel 18 de enero de 2019, cientos de personas recolectaban gasolina de una toma clandestina en un ducto de hidrocarburos.

No hizo falta más que una chispa para que el ducto en Tlahuelilpan hiciera explosión, lo cual dejó 137 personas muertas, 69 de ellas en el sitio del estallido.

Esta toma clandestina, así como miles en el país, fue consecuencia del delito de robo de combustible —también conocido como “huachicoleo” o “huachicol”—, que ha sido uno de los principales focos de atención del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Desde su inicio en diciembre de 2018, el gobierno de López Obrador anunció su estrategia para combatir el robo de combustible con el fin de detener un delito que, según dijo el presidente de México en 2019, le costaba al país cerca de US$ 3.000 millones al año en pérdidas para Pemex.

Tras la explosión en Tlahuelilpan, López Obrador indicó que, si hay gente que roba combustible, “es porque se le abandonó por completo y esto significa que no han tenido posibilidad de satisfacer sus necesitadas básicas, porque hay millones de pobres en el país”.

Asimismo, en repetidas ocasiones al inicio de su gobierno, el presidente recalcó que este delito se daba “por relaciones de complicidad que existían y por la tolerancia al robo, porque se permitía el robo, porque en el mejor de los casos había omisión, pero gastaron mucho en equipo, no solo en la administración pasada (de Enrique Peña Nieto), en las otras administraciones tenemos pendientes”.