Tras dos meses en coma por covid y con la lápida ya elegida, despierta el mismo día en que la iban a desconectar

0
83

Bettina Lerman, de 69 años, con diabetes y sin vacunarse, fue desahuciada por los médicos de un hospital de Maine por lo que su familia buscó poner todo en orden antes de retirarle el soporte vital que la mantenía con vida. Sin embargo, la mujer despertó 30 días después.

“Nos dijeron: ‘Tu madre nunca se va a despertar’”, recordó su hijo, Andrew Lerman, en una entrevista que concedió al periódico The Washington Post.

Ante la desesperanza, los hijos de Lerman acordaron retirarle el soporte vital. Antes de llevar a cabo ese procedimiento, volaron a Tavares, Florida, donde vivía la mujer, cancelaron su contrato de arrendamiento y donaron muchas de sus posesiones.

Luego, Andrew Lerman y sus hermanos planearon el funeral de su madre, incluida la ropa que ella usaría, e, incluso, comenzaron el proceso de elegir la lápida de su tumba.

No obstante, el 29 de octubre pasado, Andrew Lerman recibió una llamada que lo dejó seco: el médico que atendía a su madre le dijo que asistiera al hospital porque su madre había hecho lo que antes le habían dicho que no era posible: se había despertado.

El hombre, al escuchar la noticia dejó teléfono porque ese mismo día iban a interrumpir el soporte vital.

Dos casos similares de pacientes que han sobrevivido a la enfermedad ya habían tenido lugar anteriormente. Un hombre de Alabama fue dado de alta en el hospital después de pelear contra el covid-19 por 73 días. En agosto, otro paciente de Utah pasó 223 días en el hospital tras ser resucitado cuatro veces antes de ser dado de alta.

Así se contagió la mujer

Bettina Lerman se contagió del virus en septiembre pasado cuando viajó a Maine a ayudar a Andrew y su familia a cuidar a su padre, quien estaba luchando contra el cáncer.

Durante ese periodo, la esposa de Andrew, su padre y Bettina contrajeron covid-19. Andrew Lerman, quien no había sido vacunado, aseguró al Post que estar enfermo fue “brutal”. Él, su esposa y su padre se recuperaron, no así su madre, quien tampoco había sido vacunada.

Andrew Lerman dijo que su madre “estaba planeando vacunarse antes de salir de Florida, pero no le dio tiempo. Iba a vacunarse aquí, pero contrajo covid”.

La mujer estuvo una semana en el hospital y los médicos decidieron colocarle un respirador artificial tras lo cual cayó en coma.

Los médicos le dijeron a la familia de Andrew que los pulmones de Bettina “estaban destruidos”, además de casi cumplir 70 años y tener diabetes, recientemente se había sometido a una cirugía de bypass cuádruple. Fue entonces cuando los médicos “pensaron que no había posibilidad de sobrevivir en ese momento”.

Después de más de un mes de estar en el hospital, Bettina Lerman ha sido retirada de la unidad de cuidados intensivos.

Su hijo aseguró que si bien todavía necesita asistencia respiratoria, “ya están hablando de hospitales de rehabilitación, cosas así. Hace tres semanas y media, hablaban de cosas sobre el final de la vida”.