Valentina la jovencita que murió por un disparo de la policía en Los Ángeles

0
150

“Soy el papá biológico de Valentina Orellana. Estoy realmente destrozado, consternado, cuando mi señora me llama el 23 de diciembre en la noche indicándome que mi hija había sido asesinada por la policía de Los Ángeles en el centro comercial de Burlington. Se me vino el mundo encima cuando escuché esa noticia, no tengo palabras para describir el desgarrador momento que estoy pasando. Sobre todo en estas fechas tan especiales donde mi hija me había pedido tantos regalos que yo no pude abrir con ellas, sino guardarlos para entregárselos en su tumba”, fueron las palabras iniciales de su padre Juan Pablo.

Su padre, que aún vivía en Chile, dijo que los planes iniciales era venir en dos semanas a vivir en Los Ángeles junto a su esposa e hija. “Había decidido venirme a vivir con ellas. En dos semanas más ya tenía pasaje, ya tenía vendido todo allá en Santiago de Chile” y agregó “nos destruyeron como familia, como padres y esposos”.

Valentina Orellana la adolescente de 14 años que murió por disparo de un policía llamó a Estados Unidos “el país más seguro del mundo”, afirma su padre

El sueño de Valentina Orellana Peralta de convertirse en una ciudadana estadounidense y estudiar robótica terminó días antes de la Navidad en el vestidor de una tienda de ropa de Los Ángeles, donde falleció por un disparo de la policía.
Un día después de que un video difundido por el Departamento de Policía de Los Ángeles suscitara nuevos interrogantes sobre el fatal tiroteo de este jueves, la madre de Valentina describió cómo se abrazó con su hija y rezaba en el vestuario momentos antes de que la niña fuera alcanzada por una bala de un rifle policial.

Un angustiado Juan Pablo Orellana Larenas, que voló a Los Ángeles desde su Chile natal, dijo a los periodistas este martes que su hija le había asegurado una vez que Estados Unidos era “el país más seguro del mundo”.

Entre lágrimas, la madre de Valentina, Soledad Peralta, describió que se pusieron a cubierto tras escuchar gritos mientras compraba un vestido de Navidad para la niña.

“Nos sentamos y nos abrazamos y rezamos”, dijo Peralta, añadiendo que Valentina cayó al suelo tras recibir el disparo.
Peralta habló en una conferencia de prensa frente a la sede de la policía de Los Ángeles junto con el abogado de derechos civiles Benjamin Crump y otras personas.

“Murió en mis brazos”, dijo su madre. “No pude hacer nada. Ver morir a un hijo o a una hija en tus brazos es una de las cosas más fuertes y profundamente dolorosas que puedes imaginar. Valentina significaba el mundo para mí y para su familia y amigos. Ahora, nuestro dulce ángel se ha ido para siempre. Valentina danos fuerza, ángel, para hacer justicia. Hija mía, te amo”.

Orellana mostró un monopatín que su hija había pedido por Internet para Navidad, y que
según dijo, ahora usará con los ángeles.

Valentina llegó a Estados Unidos desde Chile con su madre y su hermana hace unos seis meses. Su padre se quedó en Chile, pero había planeado un viaje a California para las vacaciones. Esperaba llevar a su hija a un partido de los Lakers de Los Ángeles.

Valentina había destacado en su nueva escuela, a pesar de su corta estancia en el país, según sus familiares.

“No tengo palabras para describir lo que estoy pasando, especialmente durante estas fiestas”, dijo el padre de Valentina. “No puedo dormir… Todo lo que ella quería era convertirse en ciudadana estadounidense. Una vez le dije que nos fuéramos de este país. ‘No, papá’, dijo ella. ‘Este es el país más seguro del mundo, un país de oportunidades’. Ahora mi hija está muerta a manos del Estado”.

Peralta dijo que se la llevaron y que el cuerpo de Valentina quedó en el suelo del vestuario.

Crump, uno de los varios abogados que representan a la familia de Valentina, dijo que el equipo legal está buscando acceso a todas las pruebas de la investigación de la policía de Los Ángeles.