Activista haitiano arremete contra migración y Guardia Nacional los llama racistas, corruptos y criminales.

0
151

Grupos de derechos humanos piden a la ciudadanía ser empáticos a su paso por Las Choapas.

Las Choapas. Ver.
Lázaro Cruz García

Las fronteras Sur y Norte de México se han convertido en una crisis migratoria que está moviendo a los grupos defensores de los derechos humanos por el actuar del Ejército Mexicano, Guardia Nacional e Instituto Nacional de Migración (INM), entre otras corporaciones policíacas como Estatales y municipales.

En las últimas dos semanas decenas de ciudadanos haitianos transitan por caminos y carreteras de los estados de Chiapas, Tabasco y el sur de Veracruz, donde las autoridades han tenido que actuar para detener la movilidad.

El Artículo Octavo de la Ley que crea y constituye a la Guardia Nacional, dicta que esa institución regirá su actuación por los principios de “legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los Tratados Internacionales de los que el Estado mexicano sea parte”. Por lo que grupos activistas reclaman el libre tránsito

¿Qué dice el Artículo 11 de la Constitución? Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes.

El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrativa, por lo que toca a las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país.

Toda persona tiene derecho a buscar y recibir asilo. El reconocimiento de la condición de refugiado y el otorgamiento de asilo político, se realizarán de conformidad con los tratados internacionales. La ley regulará sus procedencias y excepciones.

Wilner Metelus, activista y sociólogo haitiano, quien es presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afroamericanos (CCDANM), radicado en la Ciudad de México, publicó en sus cuentas de redes sociales que los agentes de la Guardia Nacional e Instituto Nacional de Migración son “corruptos, criminales y racistas”.
Estás fuertes declaraciones las hizo públicas la tarde de este martes, luego de la detención de 80 migrantes en Las Choapas, quienes se dirigían a Veracruz.

“Preocupante , 80 Haitianos esta madrugada tomaron autobuses y se dirigían a Veracruz, pero fueron interceptados por agentes racistas, corruptos y criminales del INM y de la GN, en Vía Choapas, Veracruz. Exigimos liberación de migrantes haitianos detenidos”, publicó el activista.

Esta situación se ha dado en la carretera 180 Costera del Golfo carretera del sur de Veracruz donde pasan para dirigirse al centro y norte del país.

El municipio de Las Choapas por su extensa área rural colinda con los estados de Tabasco y Chiapas y en sus caminos diariamente decenas de Ciudadanos migrantes de centro y suramérica transitan a pie para llegar a la frontera norte y cruzar lo que muchos llaman el sueño americano, Estados Unidos.

Una ola de caravanas en su mayoria por Ciudadanos Haitianos que huyen de su país por la crisis política de su gobierno, la extrema pobreza, los fenómenos naturales como terremotos, sismos y ciclones que los ha obligado a buscar nuevos horizontes.

Desde su colonización hasta hoy, Haití ha sido un país azotado por males tanto estructurales como naturales. Su único triunfo fue la revolución de esclavos que lo llevó a la independencia: a partir de ahí, el país caribeño ha sido presa de catástrofes naturales, epidemias, golpes de Estado y dictaduras, y una deuda impagable.

Apenas el pasado 14 de agosto un terremoto de magnitud 7.2 sacudió Haití, con consecuencias devastadoras. El sismo dejó más de 2300 muertos, además de cientos de desaparecidos.
El terremoto empeoró la situación de un país ya de por sí muy empobrecido, que todavía no se había recuperado de la devastación del terremoto registrado en 2010, uno de los peores desastres naturales de la historia, que dejó más de 280 mil muertos y miles de heridos.