Asesinan a “Pellejo viejo”

0
1236

Un conocido carnicero  de Villa Juanita fue asesinado junto a otro individuo, a balazos, cuando viajaban a bordo de su camioneta cuando llegaban a la comunidad de Las Carolinas.

Tomado de Diario de Acayucan

San Juan Evangelista

El conocido carnicero Pablo Guillén Beltrán, domiciliado en Villa Juanita, pero ampliamente conocido en la ciudad de Coatzacoalcos en donde tenía varias carnicerías junto a sus hermanos, fue asesinado a balazos con otra personas, cuando viajaban a bordo de su camioneta con rumbo  a la comunidad Las Carolinas y ya se esparcen varios rumores sobre el posible móvil del asesinato.

Según información obtenida el conocido “Pellejo viejo” como era conocido el carnicero viajaba en su camioneta pero en el camino se encontró a Guillermo Soto un campesino que le pidió un “raid”, sin imaginarse que era el aventón de la muerte.

El carnicero ya era esperado por, dos hombres a bordo de una moto, los que les quitaron la vida de varios disparos a  ambos pasajeros de la camioneta, una Chevrolet S10, cuando se estacionaron frente a la cantina de Don Chano, donde solo se escucharon una serie de disparos que luego las autoridades informaron, fueron calibre 9 milímetros.

Según las primeras investigaciones, Guillermo Soto presentaba un disparo a la altura de la axila izquierda, aunque el reporte de periciales indicaba dos orificios de bala, uno muy cerca del corazón y otro en la espalda. Pablo Guillén presentaba dos en el costado derecho y tres más en la cabeza, ambos quedaron muertos en el mismo lugar de los hechos, Guillermo quedó trambucado en la camioneta y Pablo quedó tirado cerca de su unidad.

Pablo llevaba una res en canal, con rumbo a la ciudad de Coatzacoalcos a sus expendios de carne.

El ganadero ultimado de Villa Juanita, es hermano Pedro y Manuel Guillén Beltrán, a los tres se les conocía como “Pellejo Viejo” en la ciudad de Coatzacoalcos donde son propietarios de varias carnicerías.

La familia Guillén Beltrán vive en la calle Abasolo esquina con General Anaya, hasta allí llegó su padre, hombre muy conocido en el ambiente de lo tablajeros, desde que existía el viejo rastro municipal sobre la calle Román Marín.

Una vez que se enteraron de los hechos, los hermanos salieron con rumbo a Juanita, donde el consanguíneo estaba tendido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here