Asesinó a sus hijos y marido, despues se suicidó

0
764
Cansada de la situación economica que tenia, decidio acabar con toda la familia

TEHUACÁN, Pue. Indra, de de 30 años de edad, y su esposo Roberto, de 34, tenían dos hijos 6 y 9 años y muchos problemas económicos. Tanto así que la mujer decidió envenenar a su familia, rematarlos con disparos de arma de fuego y luego apuntar esa misma arma contra sí. Los cuatro miembros de la familia murieron.

Ubach Ordona explicó en una carta póstuma que las condiciones de miseria y de fracasos, que los llevaban a tomar la decisión como familia.

La pareja y sus pequeños habían regresado a la ciudad de Tehuacán hace aproximadamente un año y medio de Tierra Blanca, Veracruz, en donde vivieron por 8 años, en donde pusieron una óptica que al parecer dio ganancias.

Al establecerse de nuevo en Puebla, pusieron otro negocio de óptica Visión 2000, en la misma casa. Roberto, de profesión optometrista, elaboraba lentes a vecinos y conocidos; Indra había estudiado pedagogía, pero no desempeñaba su carrera. Según publica el diario Noticias Vespertinas, los vecinos los señalaron como un matrimonio y una familia normal.

El domingo anterior al asesinato, la mujer habló con sus familiares indicándoles que había encontrado en el celular de su esposo mensajes de una mujer originaria de Tierra Blanca, por lo que la escucharon mal anímicamente. También trascendió que la joven ya había intentado quitarse la vida anteriormente por las mismas cuestiones económicas por las que ahora pasaba.

La mañana del pasado 6 de noviembre descubrieron que su vehículo, un sedán Volkswagen modelo 92, había sido robado de la cochera de su casa. La pareja levantó la denuncia correspondiente y pidió ayuda a través de las redes sociales para dar con la ubicación del auto.

Al parecer, fue demasiado para Indra.

Como la práctica de cacería deportiva era una actividad que le agradaba a Roberto, entre las armas que poseía en casa, se encontró el revólver que fue utilizado para atentar contra de él y su familia, un calibre .38 Especial. La joven madre de familia usó un tóxico para dormirlos a los tres luego, les disparó en la nuca con un revólver calibre .38 Especial. Luego apuntó contra sí misma y jaló el gatillo. Ninguno de los cuatro sobrevivió.

De acuerdo a la la averiguación previa 3974/2012/TH, los cuerpos fueron encontrados en habitaciones diferentes, los niños en su habitación, cada uno de ellos en su cama, el matrimonio en su cuarto en la misma cama y con el arma a un costado del cuerpo de la mujer; según las condiciones del cuerpo, ambos niños y el esposo se encontraban intoxicados, por lo que el disparo fue en un estado inconsciente.

Los cuerpos fueron incinerados a petición de los familiares, y al parecer no fueron velados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here