Capacita DIF estatal a municipios para atender crisis de cutting en adolescentes

0
587

 

Xalapa, Ver., 11 de octubre de 2015.- El cutting es una práctica entre adolescentes, principalmente mujeres, que consiste en hacerse lesiones superficiales en diferentes partes del cuerpo, es decir, autolesiones no suicidas con las que provocan dolor físico para sustituir el dolor emocional.

Es un síntoma de una inestabilidad emocional, ya sea por sufrir violencia, llevar una mala relación con la madre, la ausencia del padre en el hogar, bullying o algún trastorno de tipo alimenticio, entre otros.

Para capacitar al personal de las áreas de psicología de los DIF municipales en la atención adecuada a este tema, el Consejo Estatal de Asistencia para la Niñez y la Adolescencia (Cedas) ofreció una conferencia acerca de Las causas y control del cutting en adolescentes, impartida por el médico psiquiatra y psicoanalista Carlos Pardo Guiochin.

Algunas de las reflexiones que se presentaron en la charla, consistieron en presentar protocolos de atención tras detectar una situación así en las adolescentes. El primer paso es buscar ayuda profesional y los DIF municipales son un buen conducto.

Ahí, al personal le corresponde hacer una valoración sobre la dolencia psicológica que aqueja al paciente y qué es lo que provoca que se autolesione de forma superficial; es importante señalar que la atención y valoración debe ser para toda la familia.

En caso de que los psicólogos identifiquen lesiones profundas, donde sí se hieren gravemente e incluso llegan a la mutilación, se canaliza de inmediato a tratamientos psiquiátricos y hospitalarios.

Para el adolescente, marcarse el cuerpo con objetos punzocortantes significa mostrar por fuera, un sentimiento interno, aunque usualmente las lesiones no se notan a simple vista, pues las hacen en lugares donde las puedan ocultar, como son las muñecas, en las piernas o dorso.

Los expertos no lo clasifican como una enfermedad, sino como un síntoma, resultado de un estado de ánimo y como acto compulsivo, de esta manera liberan el dolor, enojo, ansiedad, miedo y presión.

Para los DIF municipales, lo importante de tratar al paciente es poder evaluarlo, posteriormente diagnosticar, establecer factores familiares y sociales que ayuden en el sano desarrollo del adolescente, así como tratamientos psicológicos a fin de evitar un mayor daño en lo inmediato o a futuro.

Esta conferencia y capacitación que se impartió es parte de las acciones que ofrece el DIF estatal a los sistemas municipales en la atención y protección de niñas, niños y adolescentes, para que cuenten con las herramientas necesarias que les faciliten resolver situaciones críticas en sus localidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here