Comando armado  ejecuta a dos hermanos

0
1131
Evaristo Beltrán Reyes
José Manuel Beltrán Reyes
José Manuel Beltrán Reyes

Al oponer resistencia a ser secuestrados los sicarios accionaron sus armas

SAN JUAN EVANGELISTA, VER.

CORRESPONSALIA

De varios impactos de bala en el cuerpo, fueron acribillados los hermanos Evaristo y José Manuel Beltrán Reyes, por un comando armado que irrumpió en su domicilio para tratar de privarlos de su libertad, pero al oponer resistencia, los sicarios accionaron sus armas.

Testigos de los hechos relataron que alrededor de las 18:00 horas llegó hasta el domicilio ubicado en la comunidad La Ceiba, perteneciente a este municipio, un comando armado a bordo de una camioneta tipo pick up de donde descendió un grupo de hombres cubiertos del rostro y portando armas de asalto, que intentaron levantar a los hermanos Evaristo y José Manuel, quienes trataron de escapar de sus captores.

Al oponer resistencia primero fue ejecutado José Manuel Beltrán Reyes de 32 años de edad, quien trató de escapar por el patio trasero siendo alcanzado por sus ejecutores que le asestaron un balazo en el rostro, perdiendo la vida al momento.

Mientras que al interior del domicilio el hermano mayor Evaristo Beltrán Reyes de 38 años de edad, recibió dos balazos en el pecho cayendo muerto en una de las recamaras de la casa, mientras el comando armado revisaba toda la vivienda como en busca de algo.

Luego de asesinar a ambos hermanos, los sicarios abordaron la unidad y partieron con rumbo a la comunidad de Achotal, por lo que de inmediato familiares de los ejecutados solicitaron la presencia de los cuerpos de auxilio.

De inmediato arribaron al lugar policías municipales y estatales así como efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), quienes de inmediato abordaron sus unidad cuando recibieron el reporte de que hombres armados a bordo de una camioneta con las mismas características de los ejecutores de los hermanos Beltrán Reyes, habían privado de la libertad al sujeto Gerardo Faure Ortiz, amigo de los ejecutados.

Derivado de la presunción de un posible choque entre fuerzas federales y sicarios, el levantamiento de los cuerpos se llevó a cabo bajo un fuerte dispositivo policiaco, mientras militares recorrían las comunidades aledañas para localizar al comando armado, sin resultados favorables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here