Controlarán fuga de pozo de Tabasco en dos meses

0
756

Mientras se mantendrá en llamas para evitar se genere una nube de gas ‘lo cual sí sería peligroso’, informa el director de Pemex, Exploración y Producción

Un lapso de ocho semanas se llevará contener la fuga de hidrocarburo del pozo Terra 123, en Isla Guadalupe, Nacajuca, descontrolado desde el pasado domingo 27, y cuyos trabajos de reparación los realizará un equipo especializado de técnicos de Pemex, junto con un grupo de asesores en control de pozos de Estados Unidos, contratados por la paraestatal.

Así lo informó el director de Pemex, Exploración y Producción (PEP), Carlos Morales Gil, quien precisó que todo ese tiempo se mantendrá en llamas el pozo, para evitar que se genere una nube de gas, “lo cual sí sería peligroso”, pues al momento de una ignición el incendió alcanzaría a quienes estuvieran cerca.

Pemex perderá unos 110 mil dólares diarios por la quema del crudo y gas, estimó el funcionario de Pemex, que se suman a los siete millones de dólares por la pérdida del equipo de perforación, cuya torre finalmente se derrumbó esta mañana al mantenerse en medio del fuego.

El pozo Terra 123, entró en producción apenas el pasado 25 de octubre, pero dos días después se presentó una fuga en el árbol de válvulas, que el 29 de octubre se intentó controlar con apretado de tornillos.

El Terra 123 forma parte de un grupo de ocho pozos perforados para explotar la reserva de ese campo descubierto hace más de dos años, a más de 5 mil 100 metros de profundidad, con una presión alta de más de 800 kilos y con reservas de más de 100 millones de barriles de petróleo crudo.

Morales Gil sostuvo que es inexistente el riesgo para la población – la más cercana a 1.6 kilómetros – ni para los trabajadores, durante el tiempo en que estará en llamas, mientras se repara. Tampoco es necesaria la evacuación de la población cercana de Oxiacaque, Nacajuca.

Comentó que durante su visita a Tabasco este día, el presidente Enrique Peña Nieto, observó el pozo en llamas y las columnas de humo, al sobrevolar la zona de contingencia junto con el gobernador Arturo Núñez Jiménez.

El director de Pemex Exploración y Producción prometió que se investigarán las causas del accidente para deslindar responsabilidades, pues se desconoce si existió alguna falla por parte de la empresa Halliburton, encargada de la perforación junto con Pemex.

Destacó que en caso de que no se pueda colocar nueva válvula ni cerrar el pozo Terra 123, entonces el pozo Terra 121 que está en perforación a mil metros de distancia, se puede reorientar hacia la posición del 123 a fin de utilizarlo como pozo de alivio.

“Lo más probable es que caigamos en la opción de las ocho semanas, a finales de diciembre tengamos el tema controlado, sin riesgo para la población ni para los trabajadores”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here