Desarrollan tratamiento para pacientes afectados por quemaduras y lesiones

0
716

Se trata de láminas de piel cultivadas a partir de menos de un centímetro de tejido que se toma detrás de la oreja y de una muestra de sangre de la persona

Un grupo de cirujanos plásticos colombianos desarrolló un tratamiento que reduce el tiempo, costo y sobre todo el dolor para pacientes afectados por lesiones de piel.

Se trata de láminas de piel cultivadas a partir de menos de un centímetro de tejido que se toma detrás de la oreja y de una muestra de sangre de la persona, tratamiento con el que esperan ofrecer una alternativa frente a las soluciones comúnmente usadas para curar distintos tipos de heridas.

Esta práctica “se diferencia de otras porque permite elaborar en solo cinco días tres láminas de 10×10 centímetros para cubrir quemaduras, daños por tumores o defectos de la piel, mejorando sustancialmente la calidad de vida de las personas”, dijo a Colombia.inn Jorge Soto, cofundador de Keraderm.

De esta técnica, que está en vías de ser patentada, pueden beneficiarse quienes han sufrido recientemente laceraciones, incluso un disparo, y entre sus ventajas destaca el que la piel se regenera en un periodo de entre 10 y 45 días.

Eso disminuye la posibilidad de sufrir complicaciones derivadas de las técnicas tradicionales que obligan a esperar hasta un mes para cubrir la lesión.

Además, esta opción médica es prácticamente indolora, no requiere hospitalización ni anestesia y cuesta en promedio un millón de pesos (unos 520 dólares) por lámina, mientras que procedimientos más complejos como los injertos o colgajos pueden demorar hasta un año.

Desde 2008, cuando se realizó un primer estudio para estandarizar el sistema, “hemos colocado más de 290 láminas” y han sido tratadas casi 100 personas, explicó a Colombia.inn el gerente general de Keraderm, el médico Rodrigo Soto, quien detalló que, según el área afectada, se necesitan “entre dos y tres” láminas.

Los resultados “han sido tan satisfactorios que queremos que se convierta en una regla de oro”, afirmó Soto, quien apunta a que en un futuro se puedan reemplazar los injertos por estas láminas que, en palabras de los miembros de Keraderm, “son más competitivas” ya que su producción cuesta un 25% del valor de otras técnicas.

Keraderm, que es parte del equipo de cinco empresas colombianas finalistas en el MassChallenge, el mundial del emprendimiento que se realiza en Boston (EU) , ya piensa en dar el siguiente paso: ver “en qué ciudad montamos un nuevo laboratorio para darle cobertura a todo el país”, apuntó su hermano Jorge Soto.

La empresa se encuentra en el proceso de obtener la patente en Brasil, Chile, México, la Unión Europea, China, India y EU.

Mientras tanto, Keraderm continúa buscando otras aplicaciones para estas láminas, que, según Rodrigo Soto, pueden “emplearse en otros procedimientos de la cirugía estética

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here